Nacional

Juan Carlos Cruz, víctima de Karadima: «Errázuriz debería estar tras las rejas y Ezzati también, por todo lo que han encubierto»

Por: El Desconcierto | Publicado: 11.04.2021
Juan Carlos Cruz, víctima de Karadima: «Errázuriz debería estar tras las rejas y Ezzati también, por todo lo que han encubierto» Juan Carlos Cruz | Agencia Uno
En marzo último, el periodista fue ratificado como integrante de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, una decisión que le comunicó directamente Francisco Bergoglio a través de un llamado que le permitió llegar a una instancia cuyo arribo se vio frustrado el 2014, en respuesta a presiones ejercidas desde la Iglesia chilena, un episodio que repasa en medio de un diálogo donde comenta su nueva designación.

El 20 de marzo pasado Juan Carlos Cruz recibió un llamado del papa Francisco, quien le comunicó su designación como integrante de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores. Tras una frustrada llegada a esta instancia el 2014, cuando las presiones del entonces cardenal Francisco Javier Errázuriz y el arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati impidieron que el nombramiento se materializara.

Ahora fue distinto. Con el respaldo del sumo pontífice, la designación se oficializó, un tema que el periodista chileno abordó en entrevista con La Tercera, donde comentó además cómo tomó el documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) sobre las parejas homosexuales, que niega la bendición de las uniones derivadas de estas relaciones sentimentales.

«Vi eso y dije, ¿qué pasó aquí?, esto no es lo que yo oigo por mi cercanía con el papa Francisco, este no es el Papa que yo conozco. Me dolió, claro. Pero si uno entiende el Vaticano, la Congregación para la Doctrina de la Fe y cómo navega en aguas para acá y para allá, mi mente se fue inmediatamente a los prefectos de la CDF, porque son expertos en mandar. No quiero generalizar, porque en la CDF trabaja gente espectacular, pero hay algunos prefectos que son muy poderosos, con un clericalismo exacerbado y con un fanatismo riguroso que encuentran que el Papa es liberal (…) No quiero que parezca que estoy haciendo una apología del Papa Francisco y que él no es responsable, pero hay que entender esto en el contexto del Vaticano, del fanatismo de algunos. Yo sé, porque lo he hablado con el Papa, que él está muy dolido con lo que pasó», asegura.

Y destaca que Francisco Bergoglio termina siendo el responsable, sin embargo, no pierde la esperanza que lidere alguna acción en respuesta a la cuestionada determinación emanada de la Santa Sede. «Siento que, de alguna forma, va a reparar esta situación», transmite.

Consultado respecto de la génesis del documento, Cruz dice desconocer el detalle. «Pero sé que él no lo firmó. Pese a ello, lo que se llama el Responsum, que es responsabilidad de la CDF, se hizo igual. Eso no exculpa al Papa, porque él es el responsable de todo. El Papa que yo conozco no es un Papa que se refiera a la comunidad LGTB de esa manera, todo lo contario», asegura.

En relación a cómo opera la Iglesia, Cruz admite que el radicalismo existe, al menos de acuerdo a su opinión. «Pienso que hay posiciones muy extremas, como lo vemos también en la política, mucho fanatismo a veces y yo me alegro que haya un Papa como el papa Francisco, que es un hombre que quiere sin adjetivos. Pero esa es la contradicción que me produce esto, ver por un lado a este hombre tan maravilloso y por otro, que pasen estas cosas. Siento que de alguna forma habrá una reparación», dice.

«Quiero tratar de llevar la voz de tantos que no pueden hablar a una parte donde se está tratando de solucionar algo»

Respecto de su designación como miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, el hombre que junto a James Hamilton y José Andrés Murillo denunció los abusos de Karadima, dice que «hay gente que dice que me ponen ahí para silenciarte, que es una movida de relaciones públicas, que tengo el síndrome de Estocolmo. Me han dicho de todo, pero yo no soy ningún pelotudo y sé dónde me estoy metiendo. Seré utópico (…) pero me siento católico y para mí, mi fe me importa (…) Espero contribuir en lo que pueda. Tampoco soy ningún Superman ni el faro moral de nadie,  porque estarían muy equivocados. Quiero tratar de llevar la voz de tantos que no pueden hablar a una parte donde se está tratando de solucionar algo».

El periodista habla luego de sus motivaciones para estar en este círculo. «No es para conversar de cómo será la Iglesia en 2030, 2040… no. Hay gente que está sufriendo ahora. Hay procesos lentísimos, hay gente que ni siquiera ha hablado, hay gente que no ha tenido reparación ni justicia ni ni nada. ¿Qué se va a hacer con eso? Yo voy a seguir siendo la misma persona, a mí no me van a decir ‘esto es lo que tienes que hablar, yo siempre voy a decir lo que pienso», agrega.

[Te puede interesar] «La variante Piñera»: El comentario de Julio César Rodríguez que motivó una llamada del Presidente a la plana ejecutiva de CHV

En  relación a los cuestionamientos que ha recibido la comisión a la que algunos de sus integrantes originales renunciaron criticando la falta de avance en el tema y cómo se puede darle fluidez a los procesos, Cruz considera que «hay que seguir limpiando. Acelerar es la palabra clave, pero desgraciadamente sabemos cómo es la Iglesia, lo mismo en el caso de los gays. La Iglesia camina muy lento y el mundo avanza muy rápido. La Iglesia no sabe adaptarse a caminar en el mundo. Eso no significa, como critican muchos conservadores, que se convierta en una Iglesia que no es lo que debe ser, nada que ver. ¿Quién se imaginaba que íbamos a tener que lidiar con una pandemia? Entonces la Iglesia tiene que hacer lo mismo. Creo que el papa Francisco ha hecho cosas buenas, por ejemplo eliminar el secreto pontificio, ha hecho la cumbre con los obispos. Lo que pasa y que a mí me enferma de rabia, es que, por ejemplo cuando me invitaron a hablar a esa cumbre delante de todo el mundo, vi a obispos hipócritas, como los chilenos, que le dicen ‘sí Santo Padre’ y después se dan vuelta, vuelven a sus diócesis y siguen igual que siempre», cuestiona.

Para Juan Carlos Cruz, «llega un momento en que eso es muy frustrante. Pero (…) creo que con la ayuda del Papa y de cientos y miles de sobrevivientes que llevan peleando años por esto, se ha (abierto un espacio) en una pared de hormigón. Siempre lo comparo con una represa. Antes la tapaban, le ponían el dedo, la llenaban de hormigón y dejaba de salir agua. Ahora la brecha se abre y no hay quién la pare. Y el agua de esa represa va a salir a full, no sé si en mi vida, pero ya está saliendo un chorro enorme que no lo para nadie».

Para Cruz, «esto ha sido gracias a los sobrevivientes, que se la han jugado, han sido valientes y llevan años peleando. Amigos y amigas mías se han suicidado, han muerto, esperando justicia. Yo me siento orgulloso de todos los sobrevivientes y me uno con ellos para seguir rompiendo esa brecha».

En relación a su nombramiento, Cruz repasa la oportunidad en que su nombre se propuso para integrar la comisión pontificia sobre el tema de los abusos, una moción que no prosperó a causa de presiones lideradas por referentes de la Iglesia en nuestro país.

«¿Recuerdas esos correos entre (Francisco Javier) Errázuriz y (Ricardo) Ezzati que decían que yo era una serpiente? Me comparaban con ese pasaje del evangelio que dice ‘entra como un ladrón a robarnos las ovejas en la noche’. Eso decían los caballeros tan cariñosos. Hablan de la serpiente y de que yo iba a contar una realidad que no era la realidad chilena. Decían un montón de cosas, sobre todo Errázuriz que mantenía al Papa muy desinformado. Pero ahora se dio vuelta la tortilla y mira quiénes están absolutamente desprestigiados. Se ha comprobado que son unos encubridores. Errázuriz debería estar tras las rejas y Ezzati también, por todo lo que han encubierto».

MIRA ACÁ UN NUEVO VIDEO DE “LA KALLE SABE”

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.