Noticias

Habla dueño de la casa donde el piloto Samuel Israel hizo masivas fiestas en Cachagua: «El castigo tiene que ser ejemplar»

Por: El Desconcierto | Publicado: 14.01.2021
Habla dueño de la casa donde el piloto Samuel Israel hizo masivas fiestas en Cachagua: «El castigo tiene que ser ejemplar» Imagen de la fiesta en Cachagua | Captura de video
«Estábamos todos los propietarios tan furiosos, nos dimos cuenta que al arrendatario no le importaba nada. Se empezó una funa (…) fue la única forma de hacer comprender a esos arrendatarios de que no pueden hacer lo que quieren y sobre todo poner en peligro la salud de la otra gente, que hagan tonteras entre ellos… pero que pongan en riesgo a toda esa zona. Y es realmente lo que pasó, en esa zona había muy poco covid y ahora se repletó», denunció Gabriel Biggs.

Gabriel Biggs dueño de una casa de un condominio en Aguas Claras, donde el piloto Samuel Israel hizo dos fiestas hace un par de semanas, de acuerdo al relato del propietario entrevistado esta mañana en el matinal «Bienvenidos», de Canal 13, entregó su testimonio como uno más de los afectados con la celebración de estos eventos particulares en Cachagua.

«No sentimos muy responsables porque no hay cómo controlar cuando los arrendatarios se van literalmente al chancho, no respetan ninguna regla, de partida el toque de queda, toda esa gente llegó entre las 22:00 y la 01:00 de la mañana, no respetaron ningún protocolo del Covid, fue un abuso total de todo«, cuestionó en medio de su diálogo con el programa matinal.

Molesto por lo sucedido, Biggs pidió que la ley haga su trabajo y no deje impune este tipo de conductas en momentos en que la pandemia golpea severamente al país. «Esto no puede volver a suceder y la única manera que no suceda es que el castigo tiene que ser ejemplar. No sólo para el organizador de la fiesta sino para todos los invitados, porque si castigan a una persona nomás entre todos los invitados, se van a repartir el monto que hay que pagar y listo. En cambio si todos tienen que pagar los $50.000.000 les aseguro que nunca más va a haber fiestas como esa», planteó convencido.

[Te puede interesar] “Está al borde de una tragedia”: Seremi denuncia que asistente a fiesta de Cachagua tiene COVID y está inubicable

Consultado por su interacción con la persona que arrendó su propiedad, Gabriel comentó que ya no existe posibilidad de diálogo con él. «No puedo hablar más con el arrendatario porque desapareció. Yo le arrendé mi casa a Airbnb y Airbnb le arrendó la casa al arrendatario que hizo estas fiestas», pormenorizó, mientras desde el estudio le preguntaban quién era esa persona.

«La persona se llama Samuel Israel, no tenía idea quién era, después supimos que era un piloto de rally conocido y conocido por hacer grandes fiestas», contestó el dueño de la casa donde se hicieron dos de las polémicas fiestas denunciadas en redes sociales.

Dueño dice que Israel lo amenazó con acciones legales

Paralelamente, detalló cómo se dieron los hechos. «Cuando hubo la segunda fiesta, estábamos todos los propietarios tan furiosos, nos dimos cuenta que al arrendatario no le importaba nada. Se empezó una funa que se nos arrancó rápidamente de las manos, fue la única forma de hacer comprender a esos arrendatarios de que no pueden hacer lo que quieren y sobre todo poner en peligro la salud de la otra gente, que hagan tonteras entre ellos… pero que pongan en riesgo a toda esa zona. Y es realmente lo que pasó, en esa zona había muy poco covid y ahora se repletó. Quiero que estén todos castigados, es la única forma de que esto no se vuelva a producir», dijo al tiempo que detalló una amenaza que le hizo Israel.

«La única amenaza que me llegó es que (…) ‘si fuiste tú la persona que lanzó la funa, te voy a demandar’. ‘Demándame si yo no estoy haciendo nada más que protegerme'», dijo apuntando a su arrendatario, antes de denunciar públicamente que el piloto no sólo hizo una fiesta, sino dos.

«Me comuniqué con él por Whatsapp después de la primera fiesta. Se disculpó, dijo que no iba a pasar nunca más y volvió a pasar. Por eso digo que el castigo tiene que ser ejemplar a nivel nacional».

Sobre las acciones legales, aseguró que Israel lo amenazó, «pero nunca pasó nada, ¿qué puede decir si en realidad el error fue de él y no fue uno sino tres, cuatro, cinco grandes errores?. No respetó las reglas del covid, el toque de queda, el ruido de los vecinos, nada».

 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.