Fuente: Telesur Tv
La información fue reportada por el periódico estadounidense The New York Times, que apuntó que “un primer grupo” de 50 mercenarios está infiltrándose en Siria, mientras congresistas de Estados Unidos revisan la medida propuesta por Obama para iniciar acciones militares contra Damasco.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, confirmó que un grupo de mercenarios, que fueron entrenados por la Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA, por su sigla en inglés) fueron enviados a Siria para combatir contra el gobierno de Bashar Al Assad.

La información fue reportada por el rotativo estadounidense, The New York Times, que detalló que “el esfuerzo de los Estados Unidos para entrenar a los armados está dando resultados. El primer grupo de 50 mercenarios, entrenados por la CIA, están empezando a infiltrarse en Siria”.

Al inicio de una reunión en la Casa Blanca con los principales líderes republicanos y demócratas en el Congreso, Obama, pidió que el Congreso emita un voto “rápido” sobre una acción militar “limitada” contra Siria y se mostró confiado en que logrará la autorización de los legisladores para llevar a cabo ese ataque.

“Quiero enfatizar una vez más que lo que estamos diseñando es algo limitado, algo proporcional, que degradará las capacidades de Al Assad”, dijo.

Ante la oposición del pueblo estadounidense a una acción en Siria que muestran las encuestas, el mandatario insistió en que su plan “no es Irak” y “no es Afganistán”.

También aseguró que su Gobierno tiene “una estrategia más amplia” para “mejorar la capacidad de la oposición” en Siria y continuar con la “presión diplomática” con el objetivo de devolver la “paz y la estabilidad” a ese país.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos exigirá este martes al jefe del Pentágono, Chuck Hagel, y al secretario de Estado, John Kerry, que demuestren por qué debe haber una acción militar en Siria.

Grupos de demócratas y republicanos han pedido a Obama que no emprenda acción militar alguna sin una consulta con el Congreso, y luego varios republicanos han criticado la consulta de Obama como un gesto de debilidad y un ejemplo de la falta de liderazgo en política exterior.

A finales de agosto, una masiva manifestación se concentró en la ciudad de Washington (capital estadounidense), para protestar en contra del plan de la administración Obama de atacar a Siria,acusada, sin pruebas, de usar armas químicas en contra de su población. La protesta rechazó las alegaciones que Washington presenta para llevar a cabo una ofensiva militar contra este país por el supuesto uso de armas químicas, los manifestantes se declararon en contra de otra guerra iniciada por la nación del norte, “Estados Unidos, la OTAN, fuera sus manos de Siria”. Siria ha sido escenario de un conflicto interno que estalló en marzo de 2011. Informes demuestran que un alto número de mercenarios extranjeros participa en la guerra contra el Gobierno sirio. Cifras oficiales de la ONU han confirmado que en el conflicto interno, que estalló en marzo de 2011, han perdido la vida más de 95 mil personas.