burla-a-javier-candiaEl pasado 11 de marzo, día en que se produjo el Cambio de Mando, en el noticiero central de MEGA, Ahora Noticias, emitió una nota que mostraba “el lado B” de la solemne ceremonia, y rápidamente encendió las alarmas entre las audiencias por el claro tono discriminatorio y burlesco utilizado contra Javier Candia, periodista y militante comunista que asesora a la diputada por La Florida, Camila Vallejo.

El caso motivó que la estación controlada por el Grupo Bethia se contactara directamente con el aludido para ofrecer disculpas, pero también el Concejo Nacional de Televisión recepcionó cerca de 160 denuncias contra MEGA por atentar contra la dignidad de las personas. Finalmente, 123 denuncias fueron acogidas por el órgano que vela por el correcto funcionamiento del masivo medio de comunicación.

Manuela Gumucio, directora del Observatorio de Medios FUCATEL, analizó en entrevista con ElDesconcierto,cl el caso de Javier Candia.

-Como Observatorio, ¿Cómo ven este caso de discriminación que vivió Javier Candia y que terminó con más de 100 denuncias en el CNTV?

“A nosotros nos parece que hay conciencia en las audiencias de que ese tipo de humor que se está produciendo mucho, sobre todo en estas pequeñas notas, no es tolerable. Aquí hay casi un género periodístico. en que se crea un espacio donde, con el pretexto del humor, se producen claros atropellos e injurias. Por eso me parece bien que a través de esta amonestación se pueda entender que el humor no puede ocuparse de esta manera. Ahora los grandes debates parten con una cosa chistosita, donde con el pretexto del humor no se respeta a las personas”.

-Las denuncias que acogió el CNTV fueron las que señalaron que la nota de Mega atentaba contra la dignidad de la persona involucrada, pero eso abre también el flanco para cuestionar dónde están los límites del humor, porque ya está bastante aceptado dentro de los noticieros que hay que “soltarse un poco”, ¿cuáles son esos límites que los noticieros no debieran estar cruzando?

“Uno se da cuenta de que el último tiempo han surgido claramente una serie de espacios que están enteramente construidos de esta manera. Ponte tú, estas notas que hace Pamela Jiles en La Red, van claramente a trasgredir principios básicos. Entonces, si es por reírse, ahí directamente se insulta y eso es muy grave. Eso no es posible”.

-¿En FUCATEL tienen algún tipo de registro de casos similares que hayan quedado sin sanción?

“Fue bien impresionante esta reacción porque fueron hartas las denuncias. Nosotros no tenemos un registro, pero cada día pasan muchas cosas que no son sancionadas. Por eso mismo este tipo de programas aumenta, porque no hay sanción. Se constituyen con un chipe libre que no tiene el resto de los espacios. Como con el rumor, por esa vía  puedes constituir realidad y luego no hay espacios para desvirtuarla”.

-Muchas veces los programas de farándula se escudan en la figura de los comentaristas expresan su opinión, para resguardar la libertad de opinión, pero en varios casos se trasgrede la dignidad de las personas, ¿existe realmente un debate de estas prácticas de los medios? Porque muchas veces estas cosas pasan inadvertidas…

“No tiene nada ver con la libertad (de expresión), porque el que tú te mofes de personas, o que dejes establecidas falsas realidades, no tiene nada de libre. Aquí hay una pillería en el fondo, porque por la vía del humor se llevan a pasar todos los principios básicos establecidos. Es lo mismo que pasa con la farándula, donde la gente se insulta, se pone en duda la honra de las personas y todo eso está permitido. En el fondo, esta creación de géneros nace con derecho a matar y eso no puede ser”.

-¿Esta es una tendencia que ha crecido en el tiempo?

“Sí, hay varios programas nuevos que tienen este carácter, y además se están usando en el género periodístico serio, y se introducen estas notas de humor. Es importante podernos reír de nosotros mismos, y también reírse de las autoridades, de eso no cabe la menor duda, pero no te puedes reír a partir de cosas que son hirientes u ofensivas, y éste fue el caso. No te puedes reír que una persona no vea, porque en este caso resultó ser real que esta persona tenía una discapacidad. Depende  del buen criterio, y lo que pasa es que este tipo de notas están siendo entregadas a periodistas muy jóvenes o sin criterio”.

-¿Debiera haber una sanción al director de prensa de MEGA o al periodista responsable por esa nota?

“Formalmente la sanción le cae al canal. Pero imagino que las personas involucradas, evidentemente, tendrán que asumir la responsabilidad de lo que hicieron”.