430ae_reforma-tributaria1Este lunes, en el salón Montt-Varas del Palacio de La Moneda, pasadas las 10 de la mañana, la presidenta Michelle Bachelet firmó uno de los proyectos de ley clave para el rumbo de su mandato. La esperada Reforma Tributaria, que ingresaría a la Cámara de Diputados para su discusión legislativa, estará centrada en cuatro ejes: financiar los gastos permanentes que se generarán, mejorar la distribución de los ingresos, incentivar el ahorro y la inversión, y atacar la evasión y elusión de impuestos.

En términos generales, la meta de recaudación del conjunto de medidas que se propone la reforma equivale al 3% del Producto Interno Bruto (PIB). El desagregado señala que un 2,5% del PIB serían provenientes de las modificaciones a la estructura tributaria, específicamente con la eliminación del Fondo de Utilidades Tributarias (FUT), y el 0,5% restantes vendría de las medidas que reduzcan la evasión y elusión tributaria.

El FUT, dispositivo de creado en 1984, permite a los dueños de las empresas tributar únicamente por las utilidades que retiren de sus empresas, con el objetivo de ahorrar y/o reinvertir el resto en las mismas. El mecanismo, único en el mundo y fuertemente criticado por sectores que demandan una estructura tributaria más justa, será reemplazado por la depreciación instantánea, el cual sumaría a los gastos de las empresas la pérdida del valor en sus activos fijos, todo de una sola vez.

gonzalofundacion_301x301Para Gonzalo Durán, economista y direcor de la Fundación Sol, “la reforma se queda corta a la hora de mejorar la distribución de ingresos por medio de la acción fiscal“, porque “no se hace cargo de la integración de impuestos, que en Chile no funcionan como impuestos de beneficio fiscal, sino para los propios dueños de las empresas, y que sirve como adelanto de los impuestos que ellos tienen que pagar como personas”.

Si bien Durán destacó los objetivos anunciados, las modificaciones a la estructura tributaria que están planteadas en el proyecto de Reforma Tributaria, no generarán reales cambios estructurales. “Eliminar el FUT y no desactivar el sistema de integración de los impuestos, en el fondo no va al origen del problema. (…) Mientras se mantenga este sistema de impuestos integrado, no va a haber un cambio estructural en lo que es el sistema tributario en chile, y eso es importante destacarlo”, resume el economista.

Durán asegura que el mecanismo de reemplazo que ha sido anunciado, el de la depreciación instantántea, puede ser “más plural”, puesto que el FUT favorecía más a los grandes empresarios y pone un dato de ejemplo. “El 50% de las empresas que usan el FUT son de papel. Son empresas que se crean con el único fin de aludir impuestos. Esas empresas no tienen trabajadores, no tienen oficinas, sólo tienen RUT, lo que las clasifica como pequeñas empresas, pero eso es un vehículo que utiliza la gente más rica con el objeto de planificar el pago de los impuestos”, señala.

Por otra parte, Durán asegura que los reparos expresados desde la derecha y algunos sectores empresariales respecto que esta reforma podría empeorar la desaceleración que está afectando a la economía chilena son infundados. “Técnicamente eso es una falacia, en el sentido que el alza de impuestos se aplicará gradualmente hasta 2017”, señala.

Finalmente, Durán desmiente los temores respecto que las empresas extranjeras dejen de invertir en el país, ya que “cuando se hace el análisis regional de dónde podrían irse las inversiones, vemos que en los países vecinos, como en Perú, la tasa de impuestos a las empresas es de un 30%, en Colombia hoy día es de un 33%, en Brasil de un 34%, y en Argentina un 35%. Tenemos un vecindario en donde las empresas pagan mucho más impuestos de lo que se plantea de aquí al 2017 aquí en Chile, ni siquiera nos acercamos y más encima se mantiene un sistema de integración de impuestos”, concluye.

 

El duro debate que se avecina

alejando santanaPara Alejandro Santana, diputado de RN integrante de la Comisión de Hacienda, recalcó en los resquemores que genera en su sector los anuncios, señalando que “claramente va a tener un efecto en la inversión”.

Para el representante del distrito 58 de la Región de Los Lagos, es preocupante que no se haya especificado si el aumento de los impuestos a las empresas, que iría de un 20 a un 25%, afectaría de igual manera a la pymes.

Sentimos que esto básicamente va a constituirse en una ley de aumento de los impuestos, lo que significa que en materia de desigualdad busca nivelar hacia abajo, y no nivelar hacia arriba. Estos significa que a los que más ganan les vamos a inyectar impuestos y en definitiva sus ingresos disponibles disminuyan, pero no vemos si eso se traduce en mejorar las oportunidades, que  es el tema para que la gente humilde tenga empleo y salarios que de verdad busquen luchar contra la desigualdad”, señaló.

Ante esto, Santana aseguró que “esperamos que la Nueva Mayoría no pase la aplanadora, porque esto no se puede tratar como una ley flash”.

Ojalá no se transforme en un Transantiago tributario, que al final generó grandes expectativas en materia de transporte público pero generó un tremendo daño para la gente más humilde. Eso es lo que no puede pasar en esta materia, sobre todo que no afecte la inversión y que no afecte al empleo, porque ya sabemos que cuando hay una economía desacelerada, que cuando en definitiva las reglas del juego van en el sentido contrario a incentivar la inversión, es lo que pasa, y en eso obviamente hay que ser cuidadosos”, analizó el diputado.

Santana expresó el deseo de conocer el contenido de la Reforma a la Educación, que señaló como uno de los gastos permanentes más importantes que se quieren generar. “Qué es lo que se busca financiar, cuál es el énfasis que se va a poner, y en qué se van a gastar los 5 mil millones. Esto no es plata por plata, no solo con eso vamos a mejorar la educación”, aseguró.

Hay muchos elementos que son ideológicos, que pueden sonar lindos para el aplauso, pero que sabemos todos que no van en la línea correcta”, finalizó Santana.