machiEn febrero pasado, el machi Celestino Córdova Tránsito fue condenado a 18 años de prisión por el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco, debido a su presunta responsabilidad en el incendio que provocó la muerte del matrimonio Luchsinger – Mackay.

Tras la condena, la defensa del machi interpuso un recurso que buscaba anular el juicio. Sin embargo, la sala Penal de la Corte Suprema decidió rechazarlo de forma unánime.

“Esperamos leer la resolución para conocer más detalles y así evaluar acudir a organismos internacionales como la Corte Interamericana de Justicia”, señaló Pablo Ortega, defensor de Córdova.

En tanto, el vocero de las comunidades mapuche de la zona, Sergio Paiquimir, señaló que el machi comenzará una huelga de hambre líquida en el penal de Temuco: “Esto está llegando mucho más allá. Si es por derramar más sangre así, estamos dispuestos a eso y expulsar a todos los latifundistas de nuestra zona”.

El Ministerio Público, en tanto, mostró su satisfacción a través del jefe de Unidad de Recursos Procesales de la Fiscalía Nacional, Pablo Campos: “El Ministerio Público manifiesta su satisfacción por esta decisión que viene a descartar, en definitiva, que no existió ninguna excepción de garantías y que tampoco existió vicios en la sentencia que ameritara invalidarla. Principalmente manifiesta su satisfacción por las víctimas y familiares de víctimas que con esto pueden obtener algo de tranquilidad. De todas maneras, la investigación sigue abierta para determinar la identidad del resto de las personas que cometieron estos ilícitos”, señaló.

La protesta se suma a la huelga de hambre de cuatro presos mapuche de la Cárcel de Angol, quienes ya superan los 36 días sin comer. Durante la semana pasada, el vocero de los huelguistas, Freddy Marileo, se reunió con el ministro de Justicia, José Antonio Gómez, pero no llegaron a ningún acuerdo. Por estos días, los huelguistas evidencian el deterioro de su salud y el conflicto, entre el pueblo mapuche y el Estado chileno, sigue escalando.