Si a todos los estudiantes secundarios o de educación superior les plantearan el dilema autonomía universitaria, derecho de propiedad de los dueños o libertad de enseñanza por un lado y derecho a la educación o resguardo de la fe pública por otro, seguramente sus preferencias irían mayoritariamente por este segundo aspecto de la discusión del proyecto “Administrador provisional”, boletín 9333 que se ha debatido intensamente el día de ayer 12.05.14 en la Comisión de Educación por tercera vez en su 9º sesión.

Esa es la postura al menos de los estudiantes de la OPESUP, Federación de estudiantes de la U. de Talca, sede Curicó (La sede Talca informaron que estaban en elecciones) y estudiantes de la U. del Mar, manifestada en esta citada sesión. En esta columna nos referiremos a lo expuesto por los dos últimos actores.

Henry Varas Concha, Presidente de Federación de estudiantes de la U. de Talca sede Curicó, señala que este proyecto sí daría garantías de la continuidad de los estudios cuando las universidades se cierren como es el caso de la Universidad del Mar (UDM). Indica que es el Estado quien debería responder cuando vienen estas crisis pasando casos como ese a una Universidad Estatal, porque más allá de buenas o malas, hay garantía como representante de la sociedad en su conjunto y una institución responde mejor que un administrador provisional.

El diputado Jaime Bellolio UDI, consultó a Henry sobre la garantía no de continuidad, sino de calidad que tendría una universidad pública por sobre una privada, ya que a su juicio las acreditaciones muestran lo contrario. Enfatizó que debía ponerse también en el caso de crisis de una universidad pública, que también podría ser intervenida. Además inquirió la opinión del representante sobre si debiera ser permanente o provisional el administrador y cuánto debería durar en su labor.

Respondió Henry que se refirió no a universidad pública sino estatal, porque las públicas actúan desde lo privado, en cambio las estatales muestran buenos resultados y son el Estado en definitiva. En momentos anteriores del debate la Diputada Cristina Girardi PPD, ha señalado la idea en este sentido que si el Estado no garantiza el derecho a la educación en una de sus universidades y opta por cerrarlas, entonces debiera también cerrarse a sí mismo. Agregamos a este pensamiento y la opinión de los estudiantes de Curicó, lo que recordaba en la anterior 8º sesión el profesor Raúl Atria, sobre que el Estado fue el que autorizó la creación y autonomía paulatina de las universidades privadas. Dicho esto, lo que planteó Henry Varas sería una especie de “retorno al punto de partida”. Este solo recuerdo debiera llevarnos además de rememorar, a la reflexión de que este proceso de crear universidades privadas fue realizado bajo dictadura.

Culminó respondiendo al Diputado Bellolio que el Administrador provisional debiera permanecer en el cargo hasta que termine el trabajo.

Raúl Soto, Ex Presidente de la Federación de estudiantes de la U. del Mar, sede Viña del Mar, actual vocero de asamblea de estudiantes sede Viña del Mar (Ya que fue exonerado de la UDM) y Abdón Julio misma U sede La Serena y vocero nacional, acompañados de gente de sede Quillota, explican casi al finalizar esta 9º sesión, (Nos hubiera gustado que expongan al principio) que este proyecto es quizás el primer paso de un proceso mucho más profundo de cambios al sistema educacional chileno.

Comienza Raúl, reclamando que aunque se garantice la continuidad del estudio en la UDM, serán cesantes ilustrados por el desprestigio tras el proceso de crisis financiera que además todavía de manera sucia se sigue cobrando a los estudiantes y los controladores que originaron el descalabro están libres. Lamenta que el convenio firmado con la U. de Playa Ancha (UPLA) tiene los fondos para recibir estudiantes afectados pero serán titulados de la UDM de todas formas y aún no se concreta en la práctica. Pide un post grado como compensación o titularse por la UPLA.

Luego hace uso de la palabra Abdón Julio, comienza con la queja a algunos diputados que defienden exacerbadamente la propiedad dejando el derecho a la educación por debajo, sin entender la dimensión humana de este masivo problema.

Señaló Julio algunos ejemplos del desastre, con casos reales de gente afectada. Resume que mediante la cancelación de personalidad jurídica el año 2011, prácticamente se expulsa a 10 mil estudiantes que recién comenzaban sus estudios y que optaron por auto cambiarse de institución.

Reafirma que hay que acabar que la educación sea un bien de consumo y que si tiene problemas tiene que ir al SERNAC, eso les decían. Ahora han venido a acabar con la incertidumbre.

Alude a las cuestiones técnicas como algo secundario que da pie a declaraciones de algunos diputados en la prensa en contra de este urgente proyecto, descuidando la crítica situación humana de los miles de afectados. Apeló a la sensibilidad de los parlamentarios para aprobarlo.

Culminamos con una cuestión ideológica de fondo: Así como el año 2011, el sociólogo Alberto Mayol escribía en su obra “El derrumbe del modelo” que el caso La Polar sería un hito que simboliza, mediante la estafa al mercado desde el mercado, que representa ese derrumbe del modelo, el Diputado Giorgio Jackson RD, resumió esta crisis en la educación como el golpe a los que creen que el mercado resuelve los problemas, golpe a la concepción neoliberal de la educación.

_______

Anteriores artículos de esta serie:

Parte I

Parte II