quino-mafaldaQuino ya no dibuja. Los problemas a la vista terminaron por truncar ese infinito talento suyo al mano de las historietas cómicas. Sin embargo, fiel como siempre a la pequeña habitante del barrio de San Telmo, Joaquín Salvador Lavado agradeció el recién concedido Premio Príncipe de Asturias.

“Sería mejor que a uno se lo dieran de joven, así suelta el festejo”, fueron alguna de sus impresiones, y agregó lamentar que este tipo de reconocimientos lleguen “cuando uno está cansado”.

El dibujante recordó que Mafalda creció como un invento para potenciar una publicidad de electrodomésticos que nunca salió a la luz. Luego, el personaje permaneció olvidada hasta que debutó en 1964 en el diario argentino Primera Plana.

Desde entonces, mucho agua ha pasado bajo el puente. Diversas generaciones han crecido al alero de las ácidas ocurrencias de la pequeña niña, que incluso fue prohibida durante la dictadura en Chile. En 1975, la versión de la serie infantil basada en la tira cómica de Quino fue suspendida por TVN, debido a sus “sediciosas y destructivas tendencias”. Algo parecido ocurrió en Bolivia.

No obstante, Mafalda sobrevivió a la censura y los cuestionamientos de quienes empezaron a prestar más atención a la niña y sus amigos, quienes trataban tópicos poco comunes para el tradicional mundo infantil de aquellos años. Y, quizás, fueron precisamente aquellas perspectivas las que terminaron levantando al cómic a la categoría de un mito.

 

Mafalda, un plomo

Observando los diálogos de los personajes del mundo de Mafalda, parece increíble que alguna vez Quino haya pensado en hacer dibujos mudos. Sin embargo, pese a que el centro de su fama se refugie en la genialidad del guión de su tira cómica, el dibujante ha señalado públicamente la censura, la presión política y los dolores de cabeza que eso ha significado.

“Me decían ‘pibe, chistes contra la familia no, militares no, desnudos no’. Yo nací con autocensura”, declaró Quino.Mafalda_03_E-729929

El galardón es recibido en el contexto del aniversario 50 del nacimiento de Mafalda. Al respecto, el jurado destacó que “los lúcidos mensajes de Quino siguen vigentes por haber combinado con sabidurí¬a la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento”. Las inquietudes de la pequeña argentina llevaron a su creador a ser el primer dibujante en recibir el galardón.

Según Quino, el humor negro de sus historietas proviene de Andalucía, España, donde crecieron sus padres. Sin embargo, “Mafalda la contestataria” llegó hasta Italia, llevada por Umberto Ecco, y luego logró ser aplaudida internacionalmente.

Recientemente, el creador de la pequeña fue homenajeado en el marco de la 40ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Durante la instancia, ironizó con la buena salud de la que goza su viejo trabajo: “la dibujé nueve años, hace 41, y sigue vigente. Qué plomo, ¿no?”.

Al dibujante le han preguntado, durante muchos años, qué diría Mafalda en este momento del mundo. A veces, Joaquín Salvador Lavado responde que no tiene idea. En otras, ha señalado que su famoso personaje diría lo mismo que hace 50 años, pues “los problemas del mundo son los mismos”. Así, con marraqueta bajo el brazo, el personaje y su creador celebran las cinco décadas.