Silvio-RodriguezEn una larga entrevista concedida al blog Cuba a las Seis, en el marco de la larga gira que Silvio viene realizando hace años por los recovecos más humildes de Cuba, reafirmó su compromiso con la Revolución Cubana, pero dice haberse sorprendido de que “la gente está jodida, muy jodida, mucho más jodida de lo que pensaba. Y bueno, eso es una manera de conectarse con la realidad de tu país, de seguir constatando las cosas como son. Es verdad, no vivo en un barrio; es verdad, tengo una vida mucho más cómoda que la inmensa mayoría de los cubanos. Pero no me viro de espaldas, continúo. No solo aquí en Cuba. También pudiera continuar en Cuba y no hacer eso. Pero bueno, lo hago porque me parece que es mi manera de hacer una contribución, de estar comprometido con mi realidad, con mi gente, con mi pueblo”.

Silvio, además, planteó sus impresiones sobre el declive de la presencia de la cultura en la sociedad cubana y del rol que en ese contexto tiene su gira por los barrios más pobres del país. Sobre los jóvenes, expresó la importancia que le asignan a las nuevas tecnologías, que éstas igualan y favorecen la diversidad, por lo que prohibir no sólo es “más difícil no, es más loco además. La diversidad ha llegado. La tecnología ha permitido que esa diversidad, que esa exuberancia de posibilidades nos arrastre”. En ese sentido, y más allá de reconocer las dificultades materiales de la isla, afirmó que estaban dadas las condiciones a un acceso más universal a internet.

“Vamos a ver las nuevas generaciones a quiénes les agradecen el internet. Es uno de los grandes problemas que tenemos ahora mismo. El joven que no está pensando en otra cosa que mirar lo que le interesa, en resolver, en conectarse con la página del reguetonero no sé quién, lo que sea, lo que tenga en mente, y que de pronto, de un día para otro haga así, pácata, y con su telefonito se conecte con cualquier lugar del mundo. ¿A quién se lo va a agradecer?: ¿A nosotros?, ¿a nuestro país?, ¿a su gobierno?, ¿o a Google?”, dijo Silvio.

El trovador volvió a expresar su conocida solidaridad con “Los Cinco”, un grupo de cubanos encarcelados en Estados Unidos por haber realizado tareas de inteligencia para impedir atentados contra Cuba, al  relatar una conversación con uno de ellos y al referirse a la gran cantidad de cartas de solidaridad que reciben desde distintos lugares del país.

Respecto al comunismo, afirmó que “cuando uno cantaba: “te convido a creerme cuando digo futuro” realmente uno no pensaba que este era el futuro. Uno pensaba que el futuro iba a ser otro”.

Lea la entrevista completa aquí.

Parte de la experiencia de la gira de Silvio por los barrios de Cuba es recogida en el documental Ojalá, del año 2012: