Declaración pública

“No hay libertad donde sólo algunos pueden elegir”, inspirado en este principio de su carta fundacional, Revolución Democrática definió por votación su posición sobre el aborto. Concretamente, se decidió apoyar la despenalización del aborto por tres causales: inviabilidad del feto, peligro de la vida de la madre y violación. Junto con esta posición, se decidió avanzar en la defensa del acceso al aborto legal.

Para Revolución Democrática es fundamental profundizar los derechos de la ciudadanía, combatir las desigualdades y la injusticia, marco en el que el aborto tiene cabida como una discusión de derechos. Consideramos que enfrentando el tema desde la perspectiva de los Derechos Humanos es la forma en que como movimiento podemos aportar a que la sociedad en su conjunto se forme una opinión informada sobre un tema tan urgente y tan necesario. La penalización del aborto vulnera, entre otros derechos, el acceso a la justicia, la autonomía, la igualdad, la integridad y la seguridad personal, la vida, el derecho a no ser sometido a un trato cruel, inhumano y degradante, la privacidad, el debido proceso y elderecho a la salud.

Queremos dejar en claro que cuando se habla de aborto lo que está en juego es el deber del Estado de garantizar y proteger los Derechos Humanos de las mujeres. El aborto es un derecho establecido en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, por tanto en Revolución Democrática trabajaremos por apoyar su despenalización, como un primer paso, y avanzar en la defensa del derecho a decidir de las mujeres expresado, en estecaso, en el aborto legal.

Como movimiento político desplegaremos los mayores esfuerzos no sólo por dar este debate y apoyar la despenalización, sino además estamos convencidos de que Chile debe ser garante de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, por tanto, debe avanzar en el diseño y aplicación de políticas públicas que permitan abordar estos derechos de una manera transversal.