El controversial ilustrador de “arte POPlítico”, Saint Hoax, reveló la verdad que se esconde detrás de muchas mujeres que ocultan la violencia doméstica a las que son sometidas. Según el artista, su obra se basa en “bellas mentiras visuales que cuentan feas verdades”

En esta campaña, las princesas retratadas en las películas de Walt Disney, son mostradas con fuertes agresiones o sometidas a violencia intrafamiliar. Una realidad que escapa a la magia e idealización de la mujer que contienen las películas de cuentos de hadas.

La idealización de Disney no sólo se encuentra en la ilustración imaginaria de las princesas como cenicienta o jazmin, su forma más moderna es la creación de adolescentes enraizados en un prototipo americano que los lleva al límite de la sobre-exposición. Jóvenes como Miley Cyrus o  Selena Gómez viven cotidianamente expuestas en donde no sólo deben responder a un estereotipo dentro del set de televisión, sin en todos sus aspectos de la vida.

El legado de Walt Disney se renueva y a pesar de la elaborada crítica desde el mundo intelectual, sigue siendo un referente femenino para niñas y niños. El problema es que ataca a la más tierna infancia y los patrones de belleza, actitud y pensamiento penetran con mayor energía en la inocencia.

La obra de Saint Hoax permite entrar en una subversión de la imagen femenina interpuesta por Disney, y a su vez impacta con una de las más crudas realidades, la violencia. Revisa acá la obra de Saint Hoax:

 

cenicienta golpeada

 

jazmin golpeada

ariel golpeada

jazimn

ariel

cenicienta