ampolletaMás de cuatro millones de clientes regulados en el sistema eléctrico del país registrarán alzas en las tarifas en sus servicios de luz, según informó el Ministerio de Energía. En promedio, las cuentas subirían entre un 4% y un 8% si es que Contraloría tomar razón de una serie de decretos firmados durante el gobierno de Sebastián Piñera, y que actualizaban los tramos tarifarios.

Las zonas extremas serían las más afectadas por el alza, como en la Región de Tarapacá donde las alzas podrían llegar hasta el 15, 28 por ciento, afectando a unos 93 mil 598 clientes. La contraparte la podría experimentar la Región de Coquimbo, donde las tarifas podrían bajar hasta en un 23,65 por ciento.

La información la dio a conocer hoy El Mercurio, donde citan al ministro Máximo Pacheco, quien explicó en el Congeso, hace tres meses, que el principal componente de las cuentas de luz se encuentra congelada desde noviembre de 2012, porque no se dictaron de manera oportuna los decretos correspondientes que ajustaban los costos de la energía, ya sea al alza o a la baja.

Según informó la autoridad, en  mayo de este año se ingresó a la Contraloría un documento que actualiza 15 decretos tarifarios dictados durante 2011 y 2012 y también los decretos de Precios Nudo Promedio (PNP) correspondientes a mayo, noviembre y diciembre de 2013, y a enero de 2014.

Dado que no se han dictado ninguno de los decretos de PNP, las distribuidoras continúan traspasándoles a sus clientes las tarifas fijadas en el último decreto de PNP vigente de noviembre de 2012. Por ello, hoy cerca del 80% de los clientes regulados están pagando menos del nivel tarifario real.

Las distintas alzas o bajas operarán según cada empresa, independiente de que una misma firma tenga clientes en distintas regiones. Por ello, tanto las bajas en las tarifas por disminución en los costos de redistribución, así como las alzas por la incorporación de contratos más caros, no se habían traspasado aún a las cuentas de los clientes.