torrre antunezLas herramientas que entrega el urbanismo hay que ponerlas al servicio de las personas y no al servicio de otros intereses. Estamos actuando proactivamente para resguardar y promover la calidad de vida de quienes hoy habitan en Providencia y de quienes llegaran a hacerlo, a través de las políticas urbanas”.

Así resumió Josefa Errázuriz, alcaldeza de Providencia, luego de que el Diario Oficial publicara hoy el decreto alcaldicio que congela los permisos de construcción en altura en la comuna.

Tras recibir el informe favorable de la Secretaría Regional Ministerial del Ministerio de Vivienda y Urbanismo -respecto a la modificación N°2 del Plan Regulador Comunal Providencia 2007 (PRCP 2007)-, el municipio podrá desde hoy aprobar o rechazar los proyectos de edificación que se presenten a la Dirección de Obras Municipales (DOM) para los barrios Bellavista, Las Lilas y Norte de Pocuro, Diego de Almagro (Almagro Norte y Plaza Uruguay), Santa Isabel y Las Mil Calles, Dalmacia, Los Naranjos y Keller.

“Estamos protegiendo y potenciando que nuestros barrios se construyan y se mantengan a escala humana. Queremos limitar aquellos efectos negativos de una densidad elevada de un territorio, como lo es la congestión vehicular, la saturación vial, la contaminación y la inseguridad. Providencia es el nuevo centro de la ciudad y como municipio nos estamos haciendo cargo de ello”, manifestó la autoridad comunal.

A principios de agosto, el Concejo Municipal aprobó por unanimidad dar inicio al proceso de esta modificación. Sin embargo, como puede tardar varios meses, podían ingresar a la DOM solicitudes de permisos de edificación por sobre la altura que se quiere evitar. Para ello, la ley prevé que el otorgamiento de estos permisos se postergue por un período de tres meses, prorrogables hasta completar un año como máximo. Los proyectos que ingresaron a la DOM antes de la publicación en el Diario Oficial del decreto de postergación quedarán regidos por las normas de edificación vigentes.

La jefa comunal informó además que está proponiendo otorgar la categoría de Inmueble de Conservación Histórica a dos construcciones que tienen un valor patrimonial para la comuna y que corren peligro: la casa ubicada en avenida Pedro de Valdivia 998 y el denominado “Castillito”, ubicado en José Manuel Infante 1411, esquina Los Jesuitas.