[rev_slider marchajuv]

Secundarios, universitarios, familias, trabajadores y docentes estuvieron presentes en una nueva jornada de manifestación estudiantil. En Santiago, la marcha se realizó desde el Parque Bustamante a la calle Echaurren, en Barrio República y contó con cerca de 5 mil asistentes.

Consultada por la ausencia de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) y de dirigentes como Naschla Aburman, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de Chile, Melissa Sepúlveda señaló: “la gran presencia de estudiantes secundarios debiese ser un llamado para las organizaciones de entender que los estudiantes están en la calle, quieren movilizarse y quieren mostrar su descontento frente a una reforma que no da cuenta de cambios estructurales”.

Los estudiantes argumentan que la reforma educacional se ha construido “de espalda a la sociedad” y que sus proyectos no hacen eco de la lógica de transformación estructural que ha demandado el movimiento estudiantil, con más fuerza desde el 2011.

Además, durante la movilización, se envió un amplio mensaje de apoyo a los estudiantes movilizados de la Universidad Arcis. “Entendemos que la Nueva Mayoría ya no puede disfrazar más su imagen, hoy día es la Concertación, hoy día vuelve a negociar entre cuatro paredes”, recalcó Takuri Tapia, presidente de la Feusach.

Durante la marcha, un grupo de estudiantes prendió fuego a un muñeco gigante que simbolizaba la figura de la presidenta Bachelet. El gesto fue replicado en Concepción, donde unos jóvenes quemaron un muñeco con una banda presidencial.

Al finalizar la movilización, Lorenza Soto, vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, denunció por Twitter que el dirigente Takuri Tapia fue detenido, luego de un allanamiento policial en la Usach, por haber defendido a sus compañeros.