disturbios en jersualénLos enfrentamientos entre centenares de jóvenes palestinos y la policía israelí se concentran en Jerusalén Este, y fueron especialmente duros la jornada de este domingo, antes del funeral de Abdelraman Shalodi, jóven palestino que el miércoles atropelló a un grupo de personas, dejando un bebé israelí y una joven ecuatoriana muertos.

La policía isrealí acusó inmediatamente al joven de perpetrar un “atentado terrorista”, y lo abatió el mismo miércoles tras el hecho. Sin embargo, familiares del joven aseguraron que todo fue un accidente.

El cuerpo de Shalodi permaneció en poder de la autoridad israelí, que exigía que la ceremonia fúnebre fuese realizada de noche y con un máximo de 20 asistentes, entregando además el listado a la policía. Sin embargo, la familia se negó a cumplir con la exigencias y este domingo recién se logró el acuerdo para los funerales.

La familia del joven decidió realizar un funeral simbólico en el barrio donde vivían, en el Este de Jerusalén. Al acto concurrieron centenares de palestinos, realizando una oración por el difunto, para luego dirigirse hacia la Explanada de las Mezquitas, lugar donde se han concentrado lo disturbios en los últimos días.

La multitud, que acompañaba un féretro vacío cubierto por la bandera palestina, terminó enfrentándose a la policía isreaelí en medio de gases lacrimógenos, piedrazos y bombas molotov.

Según reportaron fuentes de la Media Luna Roja, 21 personas resultaron heridas, y unos cuatro palestinos fueron detenidos.

Los enfrentamientos se enmarcan en la constante tensión entre musulmanes y judíos tras el término de la ofensiva militar israelí en la Franja de Gaza. Además, la Explanada de las Mezquitas es escenario constante de tensiones dado que es considerado por ambas religiones como un lugar sagrado.