psu-2A fines de cada año, las cifras tras la rendición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) son elocuentes y hablan por sí mismas de un instrumento que, a la hora de seleccionar a los estudiantes para el ingreso a la educación superior, reproduce una y otra vez la profunda desigualdad existente en la educación chilena. Los resultados de la versión 2014 de la prueba no fueron la excepción y plantean una serie de desafíos a la reforma educacional que se discute en el Parlamento. A continuación, algunas cifras para analizar.

1. El ranking de los 10 colegios con mayor cantidad de puntajes nacionales sólo contempla un establecimiento municipal (Instituto Nacional), mientras que todos los restantes son de financiamiento particular. Entre los colegios pagados, se encuentran instituciones vinculadas a los sectores más acomodados de la sociedad chilena, como el Colegio Tabancura (Opus Dei), Cumbres (Los legionarios de Cristo), Cordillera, Verbo Divino y Saint George, entre otros.

psu20112. El Instituto Nacional es el único plantel público dentro de los 10 colegios con mejores resultados y alcanzó un total de 22 puntajes nacionales, acaparando gran parte de las mejores evaluaciones de colegios municipales (22 de 35).

3. Por primera vez, los colegios municipales obtuvieron mejores puntajes que los subvencionados, que alcanzaron 30 puntajes nacionales, 12 menos que en la versión anterior de la prueba.

4. Los establecimientos privados aumentaron a 188 estudiantes con puntaje máximo, aumentando notoriamente sus puntajes nacionales en comparación a al versión del año pasado, cuando obtuvieron 146. Así, la brecha entre privados y municipales aumentó considerablemente, pese a que los primeros representan sólo al 7% de la matrícula del sistema.

Los resultados de la PSU 2014 evidenciaron una enorme desigualdad de género en el instrumento de medición. Según los datos del Demre, 200 puntajes nacionales son hombres y sólo 53 pertenecen a mujeres.

5. Los resultados de la PSU 2014 evidenciaron una enorme desigualdad de género en el instrumento de medición. Según los datos del Demre, 200 puntajes nacionales son hombres y sólo 53 pertenecen a mujeres. Así, 8 de cada 10 puntajes nacionales fueron obtenidos por varones: un 79% versus un 20, 94%.

6. La brecha territorial será otro motivo para el análisis de los expertos: Sólo en el lugar número 12 de los puntajes nacionales aparece el primer colegio ubicado en una región distinta a Santiago. El Instituto O’Higgins de Rancagua alcanzó 3 puntajes nacionales. De hecho, la Región Metropolitana se adjudica 173 de un total de 253 puntajes nacionales, mientras que regiones como Tarapacá, Aysén y Magallanes no registraron puntajes máximos.

7. El sesgo de la PSU a la hora de apreciar las capacidades y talentos desarrollados en otros sistemas educativos, también es evidente en los resultados de la versión 2014. Del total de puntajes máximos, sólo uno en todo el país proviene de un estudiante formado en un liceo técnico profesional de Rengo, con el resto de los establecimientos bajo el sistema científico/humanista.

estudiantes rinden PSU8. Los ex dirigentes estudiantes que hoy integran el Parlamento criticaron los resultados de la PSU y llamaron a poner fin a la selección. “Nuevamente vemos la terrible segregación”, comentó Vallejo, mientras que Giorgio Jackson apuntó a la desigualdad entre particulares y municipales: “Lamentablemente no es novedad que tengamos esta segregación educacional basada en la selección y el nivel socieconómico. Espero que en la recta final del proyecto de inclusión se construyan las condiciones para terminar con estas desigualdades”. Por su parte, Gabriel Boric señaló: “Hay que eliminar la selección de raíz y tomando en serio los principios de la reforma, también debiera apuntar lo mismo a los particulares pagados, no solamente en selección sino que en lucro y copago”.

 A_UNO_3483569. A su cuestionable manera, la PSU volvió a revelar el sesgo y las amplias diferencias en la medición de conocimientos de las diversas pruebas. Del total de puntajes nacionales, por ejemplo, 180 pertenecen a la prueba de matemáticas, versus los sólo 6 puntajes máximos obtenidos en lenguaje a nivel nacional. El área humanista también se ve perjudicada en las pruebas específicas: 51 puntajes nacionales en ciencias, versus 15 de historia.

10. Los resultados globales de la PSU evidenciaron un aumento de un 15% de los puntajes nacionales, lo que es atribuido a la reciente decisión de eliminar el descuento a causa de las respuestas incorrectas, mecanismo que era aplicado desde el 2003.