Que el mejor relato del surgimiento de un holding empresarial se halle en un libro que lleva por título “El saqueo se los grupos económicos al Estado chileno” (María Olivia Monckeberg, 2001), más conocido popularmente como “El saqueo”, ayuda bastante a hacerse una idea de la naturaleza del grupo empresarial en cuestión. Es el caso de Empresas Penta S.A., el holding más célebre del momento en Chile por el involucramiento de sus dueños en un caso de fraude tributario y financiamiento ilícito de campañas políticas cuyo nombre ya quedó en la historia: el Caso Penta.

 

penta3

 

Sus fundadores y dueños, que como buenos hombres notables usan tanto sus primeros como sus segundos nombres (Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín), representan lo más granado de esa generación que moldeó Chile a su antojo sobre los hombros de los militares y, de paso, aprovechó de enriquecerse de modo voraz y sostenido: la elite gremialista, organizada políticamente en la Unión Demócrata Independiente (UDI) y desplegada económicamente en los más diversos sectores de la economía chilena.

 

penta2

 

En esta infografía hemos resumido cómo fue que Carlos Alberto y Carlos Eugenio amasaron su fortuna hasta construir un holding empresarial que administra activos por más de 20 mil millones de dólares y se despliega más allá de las fronteras de Chile. Y cómo fue que, también, terminaron recolectando boletas de políticos ávidos de dinero para sus campañas y aprovechando, por qué no, de eludir unos cuantos impuestos en el camino.

penta1