eyzaguirre quirogaCinco votos a favor y tres en contra obtuvo en la Comisión de Educación de la Cámara Baja el proyecto que busca regular la selección y acabar con el lucro y el copago en la educación escolar después de los cambios que le introdujo el Senado. La aprobación significa que, formalmente, la Comisión llamará a aprobar el proyecto en la sala, trámite que se concretará a las 15:30 de este lunes.

Tres fueron los principales puntos de debate en la instancia, generando reparos tanto en la derecha como en la Nueva Mayoría. Se trata de la medida que permite la selección de un 30% de los alumnos de los llamados liceos emblemáticos, la posibilidad de arriendo entre partes relacionadas cuando los colegios pasen a ser corporaciones sin fines de lucro y la autorización a los planteles privados para que sigan estableciendo barreras discriminatorias desde prekinder.

Ésta última medida fue criticada por las diputadas Yasna Provoste (DC), Camila Vallejo (PC) y Cristina Girardi (PPD). La parlamentaria pepedé sostuvo que la autorización para que se hagan exámenes de admisión a tan temprana edad significa una “vulneración de sus derechos humanos”. No obstante ello, las parlamentarias aseguraron que apoyarán el proyecto porque constituiría un avance.

“Hay una situación política que no es menor -señaló Camila Vallejo. No puede ser que nuestras diferencias, en dos o tres puntos, sean utilizadas por la oposición para que el proyecto fracase. Estamos viendo cómo seguir”.

Respecto al punto que regula la discriminación en los liceos emblemáticos, el Senado introdujo un cambio que les permite seleccionar al 30% de sus postulantes. La versión anterior del proyecto establecía la pertenencia al 20% de mejor rendimiento de su curso como condición para postular a este tipo de establecimientos.

Respecto al punto que regula la discriminación en los liceos emblemáticos, el Senado introdujo un cambio que les permite seleccionar al 30% de sus postulantes.

La mayoría de los detractores de esta medida se encuentran en la Alianza. El diputado Jaime Bellolio (UDI), por ejemplo, señaló que por esta razón “creemos que esto irá a comisión mixta y es para salvar a los liceos emblemáticos. Esperamos que el lunes prime la cordura” y añadió que acudirán al Tribunal Consitucional en tanto la medida vulneraría la libertad de enseñanza. El diputado radical Alberto Robles, sin embargo, también rechazará el proyecto por esta razón: “si nosotros le cortamos la posibilidad a los niños que vienen de liceos como el Instituto NAcional, me parece que vamos a llenar este país solo de gente que provenga de colegios privados”.

La regulación de la selección constituye una zona grisácea para el propio Gobierno. En la semana, el ministro Eyzaguirre que este punto “se puede discutir nuevamente” en el contexto del proyecto sobre educación pública para evitar el envío de este proyecto a una Comisión Mixta. Al respecto, el diputado de Amplitud Felipe Kast advirtió “que nos digan que esto se va a votar después, me parece una irresponsabilidad brutal. Hoy día estamos legislando, arreglemos el problema ahora”.

El otro flanco que complica al Ejecutivo es el de la prohibición del lucro, pues la modificación del Senado abriría esta posibilidad a través de la autorización de arriendos entre partes relacionadas a colegios con menos de 400 alumnos.

El 7% más rico de la población que se educa en los colegios privados, en tanto, no será tocado por la reforma ni constituyó tema de debate en la comisión.

La diputada decé y ex ministra de Educación Yasna Provoste sostuvo sobre este punto que “personalmente, sigo manteniendo reparos” y añadió que “la comisión mixta es posible en un tercer trámite y creo que es un error señalar o inhibir a parlamentarios al pensar que si esto ocurre es un fracaso”. Las diputadas Girardi y Vallejo secundan a Provoste al respecto. La parlamentaria por La Florida señaló que “la transición para colegios pequeños es muy larga y hay transferencia de recursos a este grupo que son innecesarias”, según cita La Tercera.

El diputado Mario Venegas (DC), en tanto, pidió al ministro que respecto al fondo de $250 mil millones prometidos para la educación pública no exista “letra chica” y los recursos sean efectivamente “frescos” y no montos asignados con anterioridad.

El 7% más rico de la población que se educa en los colegios privados, en tanto, no será tocado por la reforma ni constituyó tema de debate en la comisión.