fernanda villegas casen 2013El Gobierno dio a conocer este sábado los resultados de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) realizada en 2013, de la cual se desprenden varias cifras pero dos tendencias: de disminuación de la pobreza y de mantención de la desigualdad.

Según la Casen, si en 2011 el 22,2% de la población se encontraba bajo la línea de la pobreza, en 2013 esa cifra disminuyó a 14,4%. Este cálculo fue hecho luego de un ajuste metodológico que hizo más exigentes los parámetros de medición. Si antes la línea de la pobreza llegaba a los $66 mil por persona al mes, hoy llega a los $136 mil.

Aplicando la metodología tradicional, la pobreza también descendió, llegando a un histórico 7,8%.

La ministra de Desarrollo Social Fernanda Villegas fue la encargada de entregar los resultados y explicar los mecanismos de medición. “Si bien la nueva metodología de medición de pobreza tiene efectos en el nivel de pobreza, se confirma que esta se mantiene a la baja, como viene ocurriendo desde 1990, independiente del método que se utilice para medirla”, señaló.

Desde el punto de vista de la “pobreza multidimensional”, sin embargo, aunque la tendencia también es a la baja la cantidad de pobres es mayor, alcanzando al 20,4% de la población. Este concepto de la pobreza no se limita a los ingresos e incorpora factores como el acceso a salud, educación, vivienda, trabajo y seguridad social.

Desde el punto de vista de la “pobreza multidimensional”, el 20,4% de la población es pobre.

De acuerdo al Ministerio de Desarrollo Social, la pobreza multidimensional es la mejor manera de evaluar la vulnerabilidad. “Esta nueva mirada -explicó la ministra Villegas- nos permite ahondar en más detalle en la situación en la que viven los hogares en nuestro país, sea tanto por la falta de ingresos necesarios para adquirir una canasta básica de consumo, como por sufrir carencias en otras dimensiones relevantes”.

De acuerdo a la secretaria de Estado, estas cifras significan que entre 2011 y 2013 cerca de 500 mil personas salieron de la pobreza.

Los más desiguales de la OCDE

Junto con las cifras sobre la pobreza, ayer también se conocieron los indicadores más actuales de desigualdad. Al respecto, el Gobierno informó que el coeficiente de Gini (indicador más usado internacionalmente para medir desigualdad) se mantuvo en 0,49, sin reflejar avances significativos en la materia en los últimos años.

Así las cosas, en Chile el 10% más rico de la población se hizo del 34,4% del total de los ingresos en 2013, mientras que el 10% más pobre recibió sólo el 2%.
Esta cifra mantiene a Chile como el país más desigual de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), según el último informe de la entidad. Considerando el coeficiente de Gini, a Chile le sigue México (0,47) y a más distancia Turquía (0,41).

En Chile el 10% más rico de la población se hizo del 34,4% del total de los ingresos en 2013, mientras que el 10% más pobre recibió sólo el 2%.

“Los resultados de la Casen 2013 confirman un alto y persistente nivel de desigualdad de ingresos, cuya reducción sigue siendo la tarea pendiente para el país. Con las reformas educacional, tributaria y el fortalecimiento del sistema de protección social emprendidas por este gobierno, nos hacemos cargo de esta tarea”, afirmó la ministra Villegas.

La disputa por los laureles

desigualdad piñeraNo bien se hicieron públicos los resultados de la Casen 2013 -que el Gobierno entregó con seis meses de retraso-, se desató la disputa por cuál gobierno fue más responsable de la reducción de la pobreza. Intervinieron tanto ministros del actual gobierno como del anterior gobierno de Sebastián Piñera.

La discusión viene precedida por la polémica que se generó entre el gobierno de Piñera y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), cuando en 2010 la entidad perteneciente a la ONU modificó su metodología y discrepó de los resultados informados por el gobierno de la Alianza, que prefirió mantener el modo de medir la pobreza que se venía utilizando desde 1990. El gobierno de Bachelet insistió en utilizar el criterio de la Cepal y consideró como oficiales las cifras del organismo de los años 2009 y 2011, con los cuales el gobierno anterior discrepó.
A continuación compartimos algunas de las reacciones que, entre expertos y políticos, se manifestaron en redes sociales.