oficiales ejércitoUn escándalo financiero remece al Ejército, luego que la institución castrense decidiera denunciar por estafa equivalente a $6 mil millones, además del pago de coimas, al ex jefe de Informática del Comando de Bienestar, mayor (r) Mauricio Lazcano Silva.

Según informa hoy El Mercurio la acción judicial fue  presentada el pasado 19 de enero ante la Fiscalía Centro Norte, y establece la existencia de más de 100 facturas a nombre de la institución por servicios que nunca fueron prestados, además de dos licitaciones de plataformas digitales en las que se detectaron anomalías y el pago de $200 millones en coimas al mayor (r) Lazcano.

Según complementa el matutino, horas después de que el Ejército interpusiera la denuncia, el propio oficial (r) acudió ante el Ministerio Público para “autodenunciarse” y entregar los antecedentes del caso.

Lazcano relató que en marzo de 2013 conoció a Eduardo Olmedo, representante de la empresa Power-Ti, que participó en licitaciones anteriores de softwares para Informática del Comando de Bienestar. En esas fechas, la institución se encontraba unificando los sistemas informáticos por orden de Contraloría, pero el oficial inició una relación irregular con Olmedo y desde entonces habría recibido nueve pagos de $8 millones a través de boletas de honorario ideológicamente falsas emitidas por familiares.

A ello se sumaría el pago de 200 millones de pesos, según confesó el propio Lazcano, dinero que según él mismo habría utilizado para pagar deudas.

La investigación quedó encabezada por el jefe de la fiscalía de Delitos de Alta Complejidad, José Morales. Hasta el momento, se habría establecido que Power-Ti hizo facturas a nombre del Ejército de entre $400 y $500 millones por servicios no prestados durante dos años. Luego, con la firma de Lazcano, iba a seis distintos factorings para que le pagaran.

Tras ello, las entidades bancarias consultaban al Ejército si la deuda era real y como el encargado de visar los pagos era Lazcano, la estafa se concretaba.