arcisLa instancia que reúne a trabajadores, académicos y estudiantes de la Universidad Arcis dio a conocer un comunicado donde vuelven a denunciar la compleja situación que enfrenta la casa de estudio, luego de un año de crisis sostenida.

“Hemos sido absolutamente ignorados para resolverla, ya sea, por complicidad o desidia de parte de la autoridad universitaria arciana (léase Corporación y rectoría), las autoridades gubernamentales y del Estado (Mineduc), especialmente por su Ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre”, recalcaron.

La asamblea señaló que, desde más de cinco meses, los sueldos de los trabajadores siguen impagos. Además, se estima que la fuga de estudiantes que han buscado un nuevo plantel para sus estudios, asciende a más del 50% del total.

“Para mayor abundamiento, el sólo hecho de “iniciar” el año académico la segunda quincena del mes de abril, es un insulto a nuestra inteligencia, ya que a todas luces queda demostrado que con ello se incumple nuestro derecho a la educación de manera oportuna, íntegra y de calidad”, apuntaron.

Además, señalaron que la actual rectora, Elisa Neumann, ha desatado una verdadera “caza de brujas”, silenciado la disidencia académica y estudiantil. Por ello, sostienen, la crisis de la institución ya no es sólo económica, sino que “alcanza los ribetes de una profunda crisis ética y moral”.

“A nuestro juicio, los espurios intentos de presentar una “normalidad”, que solo existe en el papel o en la fantasía de una mente afiebrada, intenta el oscuro propósito de seguir blindando a los verdaderos responsables de la crisis arciana”.

“A nuestro juicio, los espurios intentos de presentar una “normalidad”, que solo existe en el papel o en la fantasía de una mente afiebrada, intenta el oscuro propósito de seguir blindando a los verdaderos responsables de la crisis arciana, “atenuar” las consecuencias del veredicto popular a los antiguos y actuales controladores de Uarcis y, seguramente, “blindar” a los responsables que poseen participación a nivel de gobierno de un nuevo “escándalo” de especulación financiera”, argumentaron.

La asamblea convocó al estudiantado a estar en “permanente alerta” y a sumarse a las futuras acciones de protesta. Además, anunciaron que realizarán todo tipo de movilizaciones y acciones legales para denunciar lo que denominan una “vulneración y desprotección de los derechos a la educación”.

“Exigimos que se disuelva a la brevedad el Tribunal Estudiantil, constituido “entre gallos y medianoche” para impedir la matrícula a estudiantes que se han organizado y manifestado legítimamente contra esta nefasta dirección. No se puede vulnerar de esta manera autoritaria el derecho inalienable a la libertad de expresión y la educación. Basta de juicios que no respetan el debido proceso, “procesos” que contienen “testigos sin rostro”, de sentencias anticipadas en “procesos” sin garantías”, declararon.

Por último, la comunidad demandó el reintegro inmediato de los académicos despedidos.