van-rysselbergheLa Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi “se ha enterado con estupor del nombramiento como Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República de Jacqueline Van Rysselberghe, una persona que no ha dudado en colocar en duda el actuar de la Justicia en casos de violaciones a los derechos fundamentales durante la dictadura”, señala en un comunicado.

“Poco o nada se puede esperar de su gestión, después de que diera abierto apoyo al ex alcalde de Providencia Cristián Labbé, procesado por torturas a detenidos indefensos, en lo que fue la cuna de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), en Tejas Verdes”, expresa la declaración de la institución humanitaria.

“Como organización -agregaron-, uno de nuestros objetivos es impulsar en el país una cultura de los derechos humanos, por tanto consideramos su designación como un verdadero retroceso que no nos explicamos, y del cual los integrantes del Senado debieran dar explicaciones a las organizaciones de DD.HH. de todo el país”.

“Ninguna tratativa, al interior de la Cámara Alta, es justificación suficiente para nombrar a una persona comprometida profundamente con la obra política e ideológica de la dictadura militar, la cual cobró miles de víctimas, cuyos daños y secuelas se extienden a sus familias y sus hijos por el resto de sus vidas”, puntualiza el texto.

“Solicitamos a los senadores de la República actúen en consecuencia para revertir su nombramiento, solicitando su renuncia al cargo, dado que una función de esa envergadura debe ser asumida por personas cuya integridad y compromiso con la defensa y promoción de los DD.HH. debe ser clara y evidente”, sostuvo el directorio de Villa Grimaldi.

“Lo grave de la designación de la senadora Van Rysselberghe, es que tendrá que legislar sobre importantes materias y proyectos que ha comprometido el Gobierno, como la creación de una Subsecretaría de Derechos Humanos o la tipificación en nuestro Código Penal del delito de tortura”.

Lo grave de la designación de la senadora Van Rysselberghe, es que tendrá que legislar sobre importantes materias y proyectos que ha comprometido el Gobierno, como la creación de una Subsecretaría de Derechos Humanos o la tipificación en nuestro Código Penal del delito de tortura, que no existe en nuestro ordenamiento jurídico”, precisa.

“Además, hemos interpuesto en tribunales el año 2014 una querella por el delito específico de violencia sexual, distinto a la tortura, y hemos apoyado otras presentaciones, en base a la jurisprudencia internacional sobre DD.HH. Sobre este tema queremos que se legisle. El nombramiento de Van Rysselberghe no nos ofrece esperanza alguna, de un cambio”, manifiesta el comunicado de prensa.

“A todo lo anterior, se suma su postura discriminatoria hacia las minorías sexuales, que han reclamado derechos civiles, lo cual es muy mal augurio de todo aquello que pueda gestarse al interior de la Comisión de Derechos Humanos del Senado”, concluye el texto de la organización que administra el sitio memoria desde donde fueron hechas desaparecer 214 personas, 22 fueron ejecutadas y se calcula que unos 4.500 prisioneros pasaron por allí.