teillier_partido_comunistaEn el marco del Pleno del Comité Central que celebra el Partido Comunista en la sede de Santiago del Congreso Nacional, el presidente de la colectividad Guillermo Teillier se refirió a la evaluación que hacen del primer año de Gobierno de la Nueva Mayoría, primer gobierno al que acceden desde el golpe de 1973.

La actividad se inició ayer con la lectura de un saludo de la presidenta Michelle Bachelet, que no pudo asistir al Pleno pese a haber sido invitada por encontrarse en jornada de trabajo con sus ministros en Cerro Castillo. En la carta, Bachelet se dirigió a las y los militantes de la tienda para “agradecerles la lealtad y dedicación con que los comunistas, partido de la coalición de gobierno, ha colaborado para llevar adelante nuestro programa común”.

La mandataria se manifestó esperanzada en que el PC “siga realizando las grandes contribuciones que ha hecho a lo largo de su historia para que Chile sea un país más justo, más digno y solidario”. También dedicó palabras al recuerdo de Gladys Marín, destacando el aporte del PC a la participación de las mujeres en política.

En medio del receso, Guillermo Teillier manifestó a la prensa la decisión comunista de reiterar su lealtad y colaboración con el Gobierno y la Nueva Mayoría, señalando que el partido hacía un positivo balance del primer año de la administración de Bachelet y de su participación en ella.

Luego, Teillier reconoció que en el PC existe una postura crítica a la reforma laboral impulsada por el Gobierno, esto, debido a la existencia de puntos que atentarían contra los sindicatos. La crítica se produce luego de que la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados ya despachara a la sala el proyecto, con la aprobación de todos los integrantes de la Nueva Mayoría, incluido el diputado comunista Lautaro Carmona.

“Hay algunos aspectos de la reforma laboral que nos han sorprendido y que incluso pensamos que se incluyeron después que ya se había comprometido el proyecto con la Central Unitaria de Trabajadores y los Partidos”, señaló Teillier, añadiendo que “vamos a hacer un análisis crítico indudablemente lo que acordemos y se lo vamos a plantear también a las autoridades de gobierno”.

El diputado comunista aclaró que en lo fundamental el articulado del proyecto no ha cambiado, pero habrían “ciertas normativas que constriñen el papel de los sindicatos y también atentan contra los derechos del sindicalismo”.