El exlíder de la ultraderecha francesa Jean-Marie Le Pen reiteró este jueves que las cámaras de gas son para él un “detalle” de la II Guerra Mundial, un comentario que le ha costado varias condenas de la justicia.

El cofundador y presidente de honor del Frente Nacional, actualmente dirigido por su hija Marine, afirmó que “en ningún momento” ha lamentado sus declaraciones, que formuló por primera vez hace casi treinta años.

“Lo que yo dije correspondía a mi pensamiento: que las cámaras de gas son un detalle de la guerra, a menos que uno admita que la guerra es un detalle de las cámaras de gas”, declaró Jean-Marie Le Pen, también eurodiputado de su partido, a la radio RMC y a la cadena de información BFMTV.

“Lo mantengo porque creo que es la verdad, y no debería chocar a nadie”, añadió el exlíder del FN, lamentando “que se haya instrumentalizado el asunto” contra su persona.

El 13 de septiembre de 1987, Jean-Marie Le Pen declaró a propósito de las cámaras de gas creadas por los nazis para exterminar a los judíos: “no he estudiado especialmente la cuestión, pero creo que es un detalle en la historia de la II Guerra Mundial”.

A Le Pen le han caído varias condenas judiciales por estos comentarios, que reiteró en 1997 en Alemania, en 2008 a la revista Bretons y en marzo de 2009 en el Parlamento Europeo.

Su hija Marine Le Pen, que desde que tomó las riendas del FN en 2011 se esfuerza en limpiar la imagen de éste, ha calificado el nazismo de “súmmum de la barbarie”, y ha manifestado su “fuerte desacuerdo” con la tendencia de su padre a provocar polémicas.