black lives matterUn nuevo caso de violencia policial y racial con resultado de muerte remece a Estados Unidos, tras darse a conocer un registro en video del momento en el que un policía de North Charleston, en Carolina del Sur, abatió por la espalda a un hombre negro de 50 años que intentaba huir.

El sábado pasado, la noticia de un nuevo uso de fuerza letal por parte de oficiales de policía hacía recordar los casos anteriores ocurridos en New York, Cleveland, Ferguson y en otras localidades estadounidenses.

Este martes, el agente policial identificado como Michael T. Slager, de 33 años, fue acusado de asesinato, tras haber declarado en un principio que la víctima intentó arrebatarle su pistola de electroshock después de un control de tráfico.

Sin embargo, un video captado por un transeúnte mostró que, tras disparar en ocho ocasiones, el policía colocó el aparato a un costado del cadáver.

La víctima, identificada como Walter L. Scott, de 50 años, había sido detenido en un control de tráfico a raíz de una luz rota de su vehículo.

El registro audiovisual fue publicado por The New York Times y permitió dar cuenta de que el policía disparó en reiteradas ocasiones mientras Scott intentaba darse a la fuga, y tras abatirlo, lo esposó mientras gritaba “pon las manos en tu espalda”. El video muestra que el hombre no era capaz de oponer resistencia en ese momento.

Tras regresar al lugar donde realizaba el control, el oficial dejó caer a un costado de la víctima el aparato que en su declaración, aseguró, le había sido arrebatado.