reunión colegio de profesores mineducDespués de cuatro meses en negociaciones por el proyecto de Carrera Profesional Docente, la mesa entre el Colegio de Profesores y el Ministerio de Educación no dio más. Este viernes, en plena sesión entre las partes, si vivió un impasse entre los dirigentes disidentes del Magisterio y los que encabezan la Conducción, entre ellos el presidente de la instancia, Jaime Gajardo.

El episodio terminó con la renuncia a la mesa negociadora por parte del Secretario General, Darío Vásquez y del 1° Vicepresidente, Guido Reyes, quienes refutaron el lento avance en el proceso negociador.

Vásquez aseguró a El Desconcierto que durante los cuatro meses hubo “mucha intermitencia y dilación en las respuestas” y asegura que hasta el momento no existen grandes acuerdos, “sólo estamos concordando en cosas mínimas”.

Según explicó Vásquez, el mismo presidente del Colegio de Profesores les habría asegurado que el proyecto final sería enviado a fines de abril al parlamento, itinerario que choca con la planificación de parte del Magisterio que quiere someter a votación de la Asamblea Nacional el texto antes de su envío al Congreso.

dario vasquez“Como directorio nacional discutimos la semana pasada el tema y en general todos fuimos críticos de las propuestas que está haciendo el Gobierno, y ahí decidimos (…) que le íbamos a pedir al Gobierno que ésta fuera la semana decisiva, de tal manera que pudiéramos conversar todos los días, y así culminar el día de hoy con un documento que pudiéramos someter a votación durante la semana para alcanzar acuerdos en torno a la propuesta del Gobierno”, explicó Vásquez.

Dado que eso no se aceptó por completo de parte de la subsecretaria Valentina Quiroga, quien habría hecho ver que el debate seguiría después en el parlamento, los dirigentes disidentes optaron por retirarse de la instancia negociadora.

El impasse entre los dirigentes del Magisterio se produce, según argumenta Vásquez, ante la importancia del proyecto en curso. “Aquí se juega el futuro de la profesión docente durante los próximos 30 o 40 años, por lo tanto no es un tema menor. (…) Hay cuestiones de fondo que no están siendo afectadas como corresponde por el Gobierno, y a pesar de las propuestas que hemos hecho, no pasa absolutamente nada”.

Cabe recordar que el envío del proyecto de ley en discusión ha sido postergado en tres ocasiones, y según han explicado anteriormente algunos dirigentes disidentes, hay importantes aspectos que aún no se han acordado.

Al menos cuatro temas mantienen paralizados los acuerdos: el incentivo a través de sueldos mucho mayores para que los mejores estudiantes ingresen a estudiar pedagogía; el establecimiento de un plan común de estudios para la etapa de la formación docente en las universidades del país; el ingreso de los nuevos profesores al sistema educativo sólo a contrata los primeros años; y la llamada “desconfianza hacia los profesores” con el establecimiento de pruebas a los dos años de ejercicio de la profesión, cuestión que a juicio de Vásquez “está por mantener la competitividad y no sale del sistema de mercado”.

El secretario general aseguró que, tal y como ha avanzado la negociación, “creo que los profesores no verán con buenos ojos la propuesta de carrera docente en los términos actuales”, finalizó.