Natalia Compagnon, la esposa de Sebastián Dávalos y nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, dio esta mañana a La Segunda su primera entrevista en profundidad para referirse a todos los temas de interés, como el anteriormente conocido “Caso Caval” y, ahora, sus vínculos de asesoría más permanente con las empresas de Andrónico Luksic.

La entrevista se produjo a pocas horas de que se conociera la asesoría permanente de Compagnon a la empresa CCU, del grupo Luksic, que solo se interrumpió cuando estalló el Caso Caval.

En la entrevista, Compagnon disculpas públicas en especial a Bachelet, afirmando: “Pido disculpas, especialmente a mi suegra, la Presidenta de la República, pues ella nunca supo nada. Ella no sabía. Nunca yo le he informado de mis negocios ni de mis cosas, porque lo he hecho de manera profesional e independiente”.

“Yo con ella tengo buena relación, es la abuela de mis niños, pero cada uno en la vida actúa de manera independiente. Y, sí, quiero dejar súper, súper claro, que ella no sabía nada de esto”, agregó.

Consultada sobre las versiones de un distanciamiento con Bachelet por lo sucedido, se limitó a decir que “es doloroso para cualquier persona ver algo publicado así de uno. Antes que saliera ese artículo, mis niños estuvieron en la casa de su abuela. Ellos estuvieron en la casa un fin de semana que yo estuve trabajando con mi abogada en la oficina. Ellos estuvieron almorzando con ella. De hecho, yo agradezco que estuve de cumpleaños hace una semana atrás y ella me fue a ver. Compartimos y estuvimos en mi casa, con amigos, con familia”.

Sobre el posible “tráfico de influencias” que habría utilizado en el negocio de Caval por los terrenos de Machalí, Compagnon insistió en que nunca lo utilizó y que todo se realizó en “un marco legal”.

Y sobre sus vínculos con el vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, aunque no quiso ahondar en eso, se limitó a señalar: “Yo no tengo ningún contrato con ninguna empresa del señor Luksic”. 

 

Reacciones desde el Gobierno y el PS

Esta mañana, al ser consultado sobre los contenidos de esta entrevista, el vocero de Gobierno Álvaro Elizalde, dijo que “esto no hace más que corroborar lo que hemos dicho desde el primer día, que la presidenta no ha tenido relación con estos hechos”.

Más temprano, el candidato a la presidencia del PS, Camilo Escalona, había afirmado que “esto corrobora que se necesitan medidas legales que puedan establecer una separación muy nítida entre política y negocios, es casi imposible que el legislador se pueda poner en cada uno de los casos y en consecuencia estamos hablando no solo de medidas legales, como las que está preparando la comisión asesora, y los proyectos de ley que puedan recibir urgencias en los próximos días. No solo se trata de temas legales, también se trata del criterio”.