gabriel boric“La Nueva Mayoría es una carcasa que estaba cohesionada a Michelle Bachelet. Sin ella no tiene elementos aglutinantes”, asegura el diputado del movimiento Izquierda Autónoma, Gabriel Boric. Entrevistado por The Clinic, el presidente de la FECH en 2012 analizó el cambio de gabinete y el cuadro político.

“Más allá de lo anecdótico”, señaló en alusión a la entrevista de Bachelet con Don Francisco, “hablo de la demora, el plazo, el hermetismo, que los presidentes de partidos digan que se enteraron una hora antes. Porque si no es con los partidos, que son el sustento político de la coalición gobernante, con quién gobierna el gobierno. Dónde está el proyecto colectivo. Quién está tomando las decisiones”.

“En el tipo de liderazgo de Michelle Bachelet hay rasgos profundamente autoritarios, casi monárquicos. La presidenta tiene intérpretes, porque ella no responde preguntas, el hermetismo es total. Entró en crisis el tipo de liderazgo que ella representa. En el cambio de gabinete se puede ver algo que demuestra una política falta de convicciones”, añade.

Consultado por su opinión sobre el nuevo ministro de la Presidencia, Jorge Insunza, Boric se preguntó “¿Cuáles son las convicciones políticas de Jorge Insunza? En el año que llevo en el Parlamento nunca lo escuché decir para allá vamos, o estos son mis principios. Y va a ser el encargado de llevar la agenda legislativa del gobierno. Siento que es tal la liviandad en la política, que es difícil leer qué expresa el cambio de gabinete. No tengo idea. Unos dicen giró al centro, otros lo contrario. En el gobierno hay un desorden y una falta de sentido tremenda”.

Respecto del papel de la llamada G90 en el gobierno, Boric respondió “sinceramente, no veo una diferencia sustantiva de proyecto histórico entre la Concertación y la Nueva Mayoría. Burgos y Peñailillo políticamente son lo mismo. Piensan dentro de la misma caja”.

El parlamentario por Magallanes argumentó que “la crisis no es de corrupción sino de legitimidad del sistema de representación”, problema que aseguró se origina en el “abismo entre política y sociedad” que “surge en dictadura pero en la transición se profundizó”.

El dirigente de Izquierda Autónoma aseguró que el gran empresariado “ha logrado colonizar transversalmente la política chilena. Que un tipo como Francisco Vidal, que representa el progresismo, diga que hay que cerrar los ojos para pedir plata, te habla de cómo los empresarios incidieron transversalmente en la política de la transición; que MEO justifique pedirle plata a SQM, es pura descomposición”.