Al menos 30 personas desaparecieron en la localidad de Chilapa de Álvarez en el estado de Guerrero, México. El secuestro habría ocurrido durante la ocupación de la zona por civiles armados que se presentaron como “policías comunitarios”, según constataron familiares de los afectados.

Los Ardillos y Los Rojos se disputan el territorio.

Los Ardillos y Los Rojos se disputan el territorio.

Los reportes oficiales hablan de 16 denuncias hechas ante funcionarios del gobierno estatal, mientras que los otros 14 casos aún no han sido presentados ante los organismos correspondientes por temor a represalias.

Punto de disputa

Según reporta el diario La Jornada (México), la localidad de Chilapa de Álvarez se ha transformado en un centro de disputa entre dos organizaciones de crimen organizado y narcotráfico: Los Ardillos y Los Rojos.

El 9 de mayo, cerca de 500 hombres habrían ingresado al municipio fuertemente armados, diciendo ser “polícias comunitarios”. Los habitantes del lugar, según señala el medio, pensaron de inmediato que se trataba de un grupo financiado por Los Ardillos, que estaban en busca del líder de la organización rival, Zenén Nava Sánchez El Chaparro.

La mañana del 7 de mayo, cuatro cuerpos decapitados fueron encontrados en un vehículo incendiado en la carretera federal de Chilapa-Tlapa, acción que habría motivado la incursión del grupo armado en la zona.

La ocupación de municipio duró cerca de una semana, a pesar de la presencia de Gendarmería, la policía estatal y el ejército mexicano.