eyzaguirre 21 de mayoUn lugar preponderante le dio la Presidenta Bachelet a la educación en su discurso de este 21 de mayo ante el Congreso Nacional. La mandataria concentró sus anuncios en lo relativo al proyecto de reforma al sistema de la educación superior, en medio de la creciente exigencia de la Confech para que aclarara las orientaciones y plazos de las medidas prometidas.

“Sé que la gran meta que nos hemos puesto en materia de educación superior es alcanzar calidad y gratuidad universal, y este año hemos dado los primeros pasos hacia ese objetivo”, aseguró. A continuación, Bachelet indicó que a partir de 2016 el 60% de los estudiantes más vulnerables que se matriculen en centros de formación técnica e institutos profesionales acreditados y sin fines de lucro, así como en las universidades del Consejo de Rectores, accederán a la “gratuidad completa y efectiva”.

Esta gratuidad, señaló la mandataria, será “sin beca ni crédito”, porque “muchas veces las becas no financian el arancel completo y nuestros estudiantes más vulnerables y de clase media terminan sobreendeudándose para cubrir la diferencia”. Afirmó que la medida beneficiará a 264 mil estudiantes y no estableció distinciones entre instituciones públicas y privadas. Hoy, de hecho, la totalidad de las instituciones técnico-profesionales son privadas.

Siguiendo con educación superior, Bachelet insistió en la creación de nuevas universidades estatales, en las regiones de O’Higgins y Aysén, así como en la inauguración de centros de formación técnica estatales en todas las regiones del país, proyectos cuyas leyes ya fueron aprobadas por el Congreso.

Finalmente, la Presidenta aseguró que el proyecto de ley que creará un nuevo marco de regulación, financiamiento y gratuidad para el sistema de Educación Superior será ingresado al Parlamento durante el segundo semestre de este año.

En cuanto a la educación escolar, Bachelet aseguró que el 92% de estudiantes asistirá gratuitamente al colegio en 201, esto, debido a la aprobación y el visado por el Tribunal Constitucional del proyecto que prohibe el lucro, elimina el financiamiento compartido y regula la selección de estudiantes en establecimientos que reciben recursos públicos.

Asimismo, la mandataria indicó que el Ejecutivo enviará este año el proyecto de desmunicipalización que crea los servicios locales de educación, en una iniciativa que dijo “marca el retorno de los colegios al Ministerio de Educación”. A este anuncio, Bachelet sumó la promesa de que a partir de septiembre de este año el Estado entregará un computados a cada estudiante de séptimo básico que asista a un colegio público.

Respecto al ámbito docente, la jefa de Estado se limitó a enumerar las medidas implementadas durante su primer año de administración, relativas al descongelamiento de la renta minima docente, el paso a la titularidad de los docentes de aula que antes estaban a contrata y la implementación del bono de incentivo al retiro. Sobre el proyecto de Nueva Política Docente, Bachelet afirmó que apunta “al corazón de la mejora de la calidad de la educación”.

Una vez finalizado el discurso presidencial, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y vocera de la Confech, Valentina Saavedra, aseguró que el “Gobierno tenía la oportunidad de anunciar hoy un cambio de rumbo con las reformas. Los anuncios sobre gratuidad mantienen poca claridad”.

La dirigenta también apuntó a la ausencia de política específicas para la educación superior pública: “por segundo año consecutivo, la ed pública no está entre las prioridades del gob. Disposición a diálogo con mov social también está ausente”, escribió en su Twitter.