desigualdadA pesar del estancamiento del crecimiento y el enrarecido clima político, la riqueza privada en Chile creció en 14,9% en 2014, según reveló ayer el informe Global Wealth 2015 que elabora año a año The Boston Consulting Group (BCG).

El sondeo consideró la riqueza financiera de los hogares, variable que totalizó algo más de US$ 367 mil millones y que considera los activos líquidos invertibles, incluyendo fondos de pensión, pero excluyendo los activos inmobiliarios y participaciones controladoras en sociedades.

Este monto se repartió en 5,26 millones de hogares, de los cuales 4,77 millones tienen activos por menos de US$ 100 mil($ 63,3 millones), pero suman US$ 205 mil millones. Es decir, el 90,7% de los hogares chilenos posee el 56% de la riqueza financiera.

En contraste, sólo 45 familias son dueñas de una riqueza financiera que supera los US$ 100 millones, gozando de activos por US$ 36 mil millones. Este minúsculo número de familias, que corresponde al 0,001% del total, posee el 10% de los activos financieros chilenos.

El aumento de la riqueza financiera privada en Chile superó al promedio mundial, que lo hizo en un 11,9% en 2014, alcanzando los US$ 164,3 billones. Según el informe de BCG, el 73% de ese crecimiento fue generado por el desempeño de los activos existentes en el mercado, mientras que el 27% se explica por riqueza recientemente creada; por ejemplo, la proveniente del ahorro.

La acumulación privada en Chile también supera a la de América Latina, que creció en 10,5% a US$ 3,7 billones en 2014.