Erwin Beccera y Jonatahan Verade, estudiantes de Construcción Civil del Instituto Profesional AIEP, fueron formalizados el viernes pasado por posible estafa, luego de que no pagaran 3 mil pesos en fotocopias para un trabajo académico.

Según informó Las Últimas Noticias, el pasado jueves, los estudiantes se encontraban en un cibercafé en Apoquindo fotocopiando el trabajo, servicio que les costó 8 mil pesos, pero ello sólo contaban con 5 mil pesos, calculando que el precio tendría relación con lo que pagaban en otros lados.

El dueño del ciber llamó a Carabineros quienes los esposaron y los detuvieron. Al día fueron formalizados por presunta estafa y se negaron a reconocer el delito, aludiendo que era una situación injusta y aceptaron ir a juicio, el que se realizará el 14 de octubre próximo.

“Un joven del cibercafé dijo que ellos en ningún momento habían sido atrevidos y no quieron pagar… la actitud que tomó el dueño del local fue exagerada”, aseguró Maricarmen Madrid, madre de Erwin, según consignó el diario.

Para Erwin, quien trabaja en Lo Barnechea para pagar sus estudios, “fue una experiencia mala… No me gusta andar metido en problemas y menos tener roces con gente que no es de mi vida diaria”.

Desde la Fiscalía oriente, el fiscal Luis Jaramillo, señaló que tanto el testimonio del dueño del cibercafé, como el de Carabineros apunta, a que los estudiantes “nunca tuvieron la intención de pagar” y que el tribunal estimó que podría tratarse de un “delito de estafa”.