Yessica Almonacid AysénDesde 30 de abril, funcionarios públicos de Aysén y Magallanes se han movilizado en demanda de nivelación de las asignaciones por zona. Esto corresponde a una asignación que aumenta el sueldo de quienes trabajan en zonas extremas, pero el reparto de dicha comisión se calcula sobre bases diferentes, lo que margina o disminuye el monto de la asignación a gran parte de los trabajadores.

Este beneficio hacia los funcionarios públicos, fue anulado en 1974 durante la dictadura, pero los trabajadores de Aysén, Magallanes y Palena, exigen que sea restaurado y que se equipare el cálculo de asignaciones por zona.

Michelle Bachelet se comprometió por escrito durante su campaña en 2005 que iba a terminar con la desigualdad en el calculo de las zonas”, aseguró la presidenta regional de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, ANEF, Yessica Almonacid en conversión con eldesconcierto.cl.

“Nosotros lo único que estamos haciendo es cobrar la palabra: pidiendo igualdad ante la ley, que se termine la discriminación y que se recupere este derecho que fue quitado en dictadura. Como trabajadores del sector público estamos unidos y nos hemos hecho la idea de que este Gobierno se ha burlado de nosotros. Bachelet nos ha defraudado“, afirmó Almonacid.

La dirigenta denunció además, que luego de exponer sus demandas ante el Congreso, fueron recibidos por el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, con el que sostuvieron una “nefasta conversación” en una sala muy pequeña donde el subsecretario incluso se puso a fumar delante de personas enfermas.

“Yo me paré y me fui. No iba a aceptar que nos faltara el respeto de esa manera. Nosotros estábamos ahí por demandas que son legítimas y que han sido compromisos de campaña”, indicó.

Ellos van a las regiones a buscar los votos, tanto los parlamentarios como los candidatos a la presidencia y después se olvidan. Yo se lo planteé al subsecretario: por eso están con un 20% de aprobación, la gente está cansada que se rían en su cara“, agregó.

En el caso de Aysén, la totalidad de la región recibe la asignación aunque con montos diferentes dependiendo la comuna, variables que van de 105 a 125% del sueldo total. De todas formas, en el caso del Poder Judicial, las Fuerzas Armadas, Carabineros y el personal médico, la asignación de zona se calcula sobre “la base de sus remuneraciones mensuales permanentes”, es decir, el total de haberes. Para el resto de los servicios públicos se calcula respecto del sueldo de “la respectiva escala y la asignación de antigüedad”, es decir, sobre el sueldo base.

Los más desprovistos de la asignación por zona extrema es el personal municipal, los docentes y personal no docente de los establecimientos educacionales, y los funcionarios de los jardines infantiles administrados por las municipalidades, con sueldo base menores.

Hasta ahora para solucionar el conflicto el Gobierno propuso la entrega de un bono de 120 mil pesos anuales imponibles, tributables, lo que significa cerca de 8 mil pesos mensuales para algunas organizaciones a las que además, le han puesto un tope de monto. Esta solución ha sido rechazada por la mayoría de los sindicatos.