pinochet colo colo

“Surge un tercer elemento en la predisposición de Pinochet de defender su responsabilidad. Se plantea algo que es una arista nueva, su predisposición incluso de eliminar a Manuel Contreras para evitar que Contreras hablara (…) eliminar en sentido físico”, dijo Juan Pablo Letelier.

El senador socialista tuvo acceso a la revelación luego de revisar los mil archivos desclasificados por el gobierno estadounidense. La información le fue entregada por el canciller Heraldo Muñoz en el marco de la investigación por el asesinato de su padre Orlando Letelier, que era canciller de Salvador Allende. A propósito de esto, el senador afirmó que “se confirma la responsabilidad” de Augusto Pinochet en la muerte de su padre.

“Se va a confirmar y probablemente va a surgir la evidencia de la responsabilidad de Pinochet y también de gente que no está, que está muerta (…) Es probable que Armando Fernández Larios reaparezca en estos documentos (…) y posiblemente surjan antecedentes de personas que están vivas y que tuvieron participación no en la orden y la ejecución del crimen, sino en el encubrimiento. Muchos sospechan que aparecerá el nombre de Cristián Labbé de nuevo”, manifestó el parlamentario según consigna La Tercera.

Según consignó T13, se trata de documentos firmados por George P. Schultz, entonces secretario de EEUU, que incluyen las conclusiones que sacó la CIA del caso. “He estado particularmente golpeado por un reporte reciente preparado por la CIA en que se analizaron los eventos relacionados al asesinato a través de un coche bomba en Washington, 1976, de Orlando Letelier, ex ministro de RR.EE y Ronni Moffitt, un ciudadano americano(…)Es bien sabido que la policía secreta de inteligencia de Chile estaba detrás de este acto brutal, quizás el único caso evidente de terrorismo de estado que ha ocurrido en Washington D.C”, afirma Schultz en los textos citados por T13.

El secretario de estado cita las conclusiones que sacó del informe la CIA:”hemos considerado como evidencia convincente que el presidente Pinochet pidió personalmente a su jefe de inteligencia (Manuel Contreras) que ocultara a los asesinos” y que para obstruir la investigación, Pinochet habría considerado “incluso la eliminación de su jefe de inteligencia”.