comisión ortúzar

Un grupúsculo de siete personas se reunió periódicamente entre 1973 y 1978 para definir el futuro legal de Chile. Designados por el gobierno militar de la época y presididos por Enrique Ortúzar, la misión de estos abogados de la Universidad de Chile y la Universidad Católica, además de ministros, militares y políticos, fue elaborar una nueva constitución para el país. ¿El resultado? La constitución de 1980 que rige a Chile hasta el día de hoy.

Críticos de esta Carta Magna, a 35 años de su creación el Núcleo Arte, Política y Comunidad muestra este fin de semana una obra basada en el trabajo de la llamada Comisión Ortúzar. El equipo, compuesto por 17 profesionales multidisciplinarios, tardó años en leer los 11 tomos de mil páginas cada uno que se escribieron en base a las 417 sesiones que celebró la comisión, compuesta por figuras como Jaime Guzmán, Sergio Diez, Mónica Madariaga y Alicia Romo, Alejandro Silva Bascuñán y Enrique Evans. Todos, incluidos los dos últimos de la DC, tenían una línea de pensamiento afín a la dictadura de Pinochet.

Entender las conversaciones no fue fácil, por eso el Núcleo recurrió a historiadores y abogados que hicieron de traductores y permitieron la creación de una obra que incluye artes teatrales, visuales y performativas.“El trabajo que hicimos lo entendemos didácticamente: vamos a explicar qué paso con la comisión Ortúzar y cuáles son las cuestiones que se mantuvieron durante los gobierno de la Concertación y la Nueva Mayoría. La permanencia de la idea del Estado subsidiario, de un Estado que se entiende controlador y censurador también de quiénes toman las decisiones. Este problema no es sólo del origen, del pasado, sino que se mantiene”, señala Ana Harcha, directora de la obra, en el programa Hora Constituyente de la Radio Universidad de Chile.

Harcha puso especial atención a las intervenciones que hizo Jaime Guzmán en las reuniones de la Comisión Ortúzar. A pesar de que el líder del gremialismo es conocido por ser brillante, la directora asegura que esto no es tan así. “Guzmán evidencia mucha claridad respecto a lo que quiere conseguir con estar organización institucional, pero también, al revisar todas las actas, hemos dudado de la idea de genio. Más bien parece alguien un poco limítrofe, no un genio sino alguien obsesivo un poco psicópata social con una cuestión muy enfermiza respecto a todo lo que significa organización social colectiva. La cuestión del poder para Guzmán nunca está en lo colectivo, siempre en personas específicas, especializadas, expertas y ojalá designadas por algún poder superior, llámese dictador o dios”, concluye la directora.

La obra Comisión Ortúzar será exhibida el viernes 6 y sábado 7 de noviembre a las 8 de la tarde en la carpa Santa Sara ubicada en la Corporación Cultural de Recoleta. “La obra es gratuita para que nadie se quede fuera por no poder pagar”, explica Ana Harcha a eldesconcierto.cl. Para más información visita: www.artepoliticacomunidad.cl

comisión ortúzar 2