Carmen-Castillo

Este martes la comisión especial mixta de Presupuesto analizó la partida de Salud y rechazó por segunda vez el presupuesto de inversiones para el 2016.

Al interior de este ítem, se trataba de una inversión en hospitales que correspondía a una cifra que bordeaba los $500 mil millones. Propuesta que fue desestimada con 14 votos en contra y 10 a favor, dejando sólo en mil pesos el presupuesto, al menos en esta etapa de la discusión.

Eso sí, cabe destacar que la partida del ministerio fue aprobada en general, mientra que en el ítem de inversiones pasará a la discusión en sala de la Cámara de Diputados del Senado.

La renuncia de la jefa de inversiones del Minsal

Un hecho que marcó la jornada en esta materia fue la ausencia de la jefa de inversiones del Ministerio de Salud, Francisca Toro.

La situación fue llamativa porque la profesional debía explicar en la instancia legislativa los planes de construcción de hospitales como parte del presupuesto de la cartera. Pero, no llegó.

Según informa El Mostrador, el diputado PS Juan Luis Castro confirmó la renuncia de Toro: “Pregunté a las autoridades y se me informó que ella había renunciado, que había dejado la cartera y, por lo tanto, estamos en un marasmo, estamos en una situación de vacío y eso requiere sincerar las cosas”.

“Aquí no podemos engañarnos unos con otros, por lo tanto, se requiere una intervención drástica para que retome el poder el Ministerio de Salud, porque hoy está dirigido por Hacienda y, lamentablemente, la restricción económica de Hacienda se está notando”, agregó Castro.

El abandono de Toro se suma al que se produjo ayer, de la subsecretaria de Redes Asistenciales, Angélica Verdugo, quien tampoco está de acuerdo con los recortes impuestos al presupuesto de la cartera para el año 2016.

Acusación constitucional contra la ministra

Los diputados de la UDI, María José Hoffmann, Andrea Molina, Juan Antonio Coloma y la independiente Karla Rubilar, presentaron hoy una acusación constitucional contra la ministra de Salud Carmen Castillo. Basados, entre otras cosas, en “las graves falencias en materias de hospitales, deuda hospitalaria y listas de espera Auge”.

Según los fundamentos de la acusación, ésta se presenta además porque “las leyes Auge y Ricarte Soto han quedado sin ejecución (por listas de espera y porque aún no entra en vigencia”, y agregan que la titular de Salud “aún no responde el cuestionario de la interpelación”.