El gobierno no podrá cumplir en total la meta que había puesto en el programa de gobierno, de construir 20 hospitales en cuatro años, hecho que generó una acusación constitucional contras la ministra de Salud, Carmen Castillo. Sobre esto, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dijo que “con los ojos de hoy, construir 20 hospitales en cuatro años era una meta muy ambiciosa”. 

En el programa de TVN, Estado Nacional, Valdés agregó que “hay que priorizar”, porque hay un problema objetivo de menores recursos a disposición del Fisco. “Después de muchos años en que nos acostumbramos a holguras, estamos recién acostumbrándonos a tiempos un poco más difíciles. No es que tengamos problemas mayores, el país está sano, pero hay menos recursos de los que se habían planificado. hay que priorizar y no se puede gastar todo al mismo tiempo”, aseguró.

A juicio de Valdés, la acusación contra la Ministra Castillo “nos saca de foco como país, es una cuestión de política pequeña y le saca tiempo a la ministra para preocuparse de la construcción de hospitales y de la falta de especialistas. No va a llegar a buen puerto y creo que no es constructiva”.  

Concesiones como salvavidas

Valdés además detalló que el gobierno está construyendo 27 hospitales, 23 de cargo del gobierno central y cinco de los gobiernos regionales. “Y eso pasa colado frente a los otros 20”, criticó. De todos modos, el ministro no descartó que los 20 en cuya construcción se prometió avanzar se concesionen, eventualmente en gestión y construcción, aunque dijo que ello depende de la experiencia y de la evolución de los proyectos. “No quiero glorificar las construcciones ni decir que son la peste, pero al menos en Salud la experiencia hasta ahora no ha sido muy buena”.

En ese sentido explicó que para el Fisco las concesiones equivalen “a arrendar una casa o comprarse una casa. Si uno (el Fisco) es más pobretón, arrienda, no compra casa”. indicó.

También negó que el gasto en Salud esté sufriendo recortes, porque está creciendo en torno a un 5,1%. Ante la incredulidad de algunos panelistas, Clarisa Hardy precisó que no se está gastando todo lo que se tenía que gastar para una meta que se ofreció en el programa de gobierno.

En ese sentido explicó que para el Fisco las concesiones equivalen “a arrendar una casa o comprarse una casa. Si uno (el Fisco) es más pobretón, arrienda, no compra casa”. indicó.