Hoy se cumplen 40 años de la muerte del dictador español, Franco. Un hecho que se vincula con Chile es la admiración que sentía el también dictador, Augusto Pinochet. Incluso, en la década de los 70′, el ex comandante en jefe del ejército fue el único tirano latinoamericano de esos tiempos que estuvo en sus funerales. 

Con la muerte de Franco, se inició una transición política liderada por Adolfo Suárez, un joven dirigente político del movimiento de Franco. Eso sí, Suárez siguió la pauta dada por Juan Carlos, cuando al momento de asumir su reinado anunció: “quiero ser el rey de todos los españoles”. 

Eso significó restablecer los derechos políticos de todos los españoles, entre ellos los comunistas desterrados por Franco y los militares, quienes tuvieron que permitir la legalización del partido comunista. Algo similar con el caso de Chile, cuando Pinochet y los militares vieron como triunfó el “No” en el plebiscito del 88′.

Sin embargo, tanto en España como en Chile, la transición a la democracia ha sido un proceso largo y complejo. En ambos casos, la imagen de Franco y Pinochet continúan muy desvalorizadas, en un contexto marcado por la corrupción de la clase empresarial y política.

Según publica una columna de opinión de elquintopoder, en España fueron 40 años de dictadura, acá fueron “tan solo” 17 años. Las huellas dejadas en ambos casos, persisten por más que se busque minimizarlas u ocultarlas. Con el respaldo de las respectivas fuerzas armadas y prominentes sectores civiles de derecha -estos últimos bautizados por Piñera como los cómplices pasivos– sembraron el terror para amedrentar, controlaron los medios de comunicación y mercantilizaron el sistema educacional. Recordemos las páginas censuradas en blanco o en negro que afectaron a no pocos medios aunque nunca a los medios proclives al régimen que ocultaban sus crímenes.

Pero más allá de comparaciones y similitudes, lo cierto es que hay cierta coincidencia entre la fecha de muerte de Franco y el natalicio del déspota chileno. Sucede que el próximo 25 de noviembre se realizará un polémico homenaje, organizado por la Fundación Pinochet, a raíz de los 100 años del nacimiento del ex uniformado. Un evento que se desarrollará en la propiedad de Los Boldos, en Santo Domingo.

Según informó CNN, desde la fundación aseguran que recordarán las obras de la dictadura y que le deben “un homenaje grande”, el presidente honorario fundación 11 de septiembre, Juan González, remarcó que a su juicio Pinochet “fue presidente de la República de Chile”.