Sigue la pugna entre los funcionarios públicos y el gobierno. El presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, tildó de “una burla” el reajuste de 4,1% que propuso el gobierno para los trabajadores del sector público.

Según informa Diario Financiero, dando inicio a dos jornadas de paralización en señal de rechazo a la variación, el dirigente sostuvo que esa variación “significa, para remuneraciones de $300 mil, $300 pesos”.

Al preguntarle por el contexto económico que vive el país, De la Puente explicó que “este año y el próximo, al menos vamos a tener un crecimiento del 2%, es menor, pero es un crecimiento del cual también los funcionarios públicos queremos ser partícipes”. 

Respecto al acuerdo que alcanzaron ayer el ministro de Hacienda y parlamentarios de la Nueva Mayoría, para elevar de 4% a 4,1% el monto de reajuste, además de aumentar de 7% a 9% el alza para las remuneraciones mínimas, el dirigente manifestó su repudio y pidió “recapacitar” a los diputados y senadores.

En tanto, respecto a la movilización, el presidente de la ANEF sostuvo que las oficinas públicas realizarán turnos éticos y en el caso del Registro Civil, De la Puente aseguró que la decisión de cómo se van a movilizar la tienen los dirigentes de esa institución.