El 20 de noviembre pasado, el obispo de Osorno, Juan Barros, realizó una declaración por más de tres horas, en el marco del Caso Karadima. 

En una extensa declaración que dio a conocer Radio BíoBío, el obispo negó cualquier tipo de encubrimiento y conocimiento previo de los abusos sexuales denunciados por Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo.

“Yo he señalado que no tuve conocimiento de esos hecho y que en el tiempo en que ellos participaban en la parroquia yo estaba trabajando en otros lugares”, dijo Barros al ser consultado por su conocimiento de los abusos sexuales denunciados.

Consultado por cuál era su relación con Fernando Karadima, Barros sólo lo reconoció como el líder espiritual que lo ayudó en su camino hacia la iglesia. 

También se le preguntó si vio abusos sexuales o psicológicos por parte de Karadima a los demandantes o alguno de ellos. “No presencié esos hechos señalados”, respondió.

Finalmente, le preguntaron cómo se enteró de los abusos sexuales denunciados y dijo: “Cuando salieron a la luz pública por los medios de comunicación”. 

Uno de los demandantes que no dudó en desmentirlo rápidamente a través de Twitter fue Juan Carlos Cruz: “Sigue mintiendo sobre cercanía con Karadima. Empiezan a llegar fotos q lo desmienten”, comentó.