Cerca de las 18.30 de este 15 de diciembre las dependencias de Radio Aukan de San Fernando, en la Región de O’Higgins, fueron allanadas por efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI). La acción causada presuntamente por una denuncia de un sanfernandino motivó la entrega de los antecedentes a la fiscalía por parte de Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), la que finalizó con la incautación de los equipos de transmisión.

Durante el procedimiento de la PDI, se requisó un transmisor y un computador. Además, se realizó la detención de dos personas, entre ellos Francisco Orellana, presidente de la agrupación, y en calidad de testigo quien arrendaba el centro cultural donde funcionaba la emisora. Con posterioridad ambos detenidos quedaron en libertad y, hoy 16 de diciembre, deberán presentarse en la Fiscalía de la misma ciudad.

En estos momentos, Radio Aukan que emitía su programación por el dial 107.1 FM, se encuentra sin señal e imposibilitados de continuar con su labor. Al respecto, Rodrigo Guerra, abogado y socio de Radio Aukan, dijo que “esto es un nuevo atentado para las radios comunitarias” y enfatiza que “ya está bueno que dejemos de criminalizar los derechos en Chile”.

Si bien este allanamiento se ha producido hace pocas horas, Guerra “hace un llamado a la solidaridad para revelarnos de este cerco comunicacional”. Al mismo tiempo que espera que el Gobierno tome “una actitud democrática para terminar con la persecución a las radios comunitarias” por el artículo 36 b, letra a, que penaliza la radiodifusión sin licencia.

A continuación, puedes escuchar una entrevista a Rodrigo Guerra por el allanamiento de Radio Aukan, pinchando aquí.