Desde el 19 de diciembre se llevó a cabo una acto en el Museo Nacional de Bellas Artes, donde los trabajadores de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) exigieron a las autoridades respetar el modelo que fue trabajado con los gremios durante seis meses sobre el rol que tendría la dirección dentro del Ministerio de las Culturas las Artes y el Patrimonio.

Los funcionario de la Dibam llamaron a una paralización indefinida como muestra de su descontento por el “cambio de último minuto” tras la decisión de convertir la estructura en un Servicio Nacional del Patrimonio y no una subsecretaría como acordaron durante las mesas de trabajo.

Particularmente los trabajadores afirman que el proyecto de ley que crea la nueva cartera y que fue firmado por la presidenta Michelle Bachelet el jueves 17 de diciembre, habría sufrido un sorpresivo cambio respecto al modelo conversado previamente con las autoridades del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes el pasado 10 de diciembre.

“La Dibam está compuesta por instituciones de años de existencia más de 100 que se dedican a la conservación y difusión del patrimonio y la memoria de nuestro país. No es posible que el ejecutivo, entre cuatro paredes, haya sacado una propuesta que no fue el proyecto que trabajaron por meses con los trabajadores”, expresó en aquella instancia Margarita Hormazábal, presidenta de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Dibam (Anfudibam).

“Hoy nos bajan de categoría a un Servicio Nacional del Patrimonio. Este no es problema de platas, es un tema de la dignidad de los trabajadores y de las funciones que ellos realizan para el futuro de Chile”, agregó.

Los funcionarios de la Dibam han exigido traspasar su larga experiencia en la materialización de políticas públicas en la materia, ya que precisamente al conservarse como un servicio, “sólo sería una unidad ejecutora de esas políticas públicas”, señalaron a través de un comunicado.

Ante el panorama actual, los dirigentes de la Anfudibam precisaron que continuarán la paralización, realizando diversas actividades y buscando apoyo de personalidades del mundo político y cultural, a la vez que esta semana realizarán Asambleas para definir su postura antes de reunirse con el presidente de la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Roberto Poblete.

La paralización de la Afudibam es de carácter nacional y cuenta con el apoyo de más de 1.200 trabajadores de Museos, Archivos y Bibliotecas a lo largo del país.