La Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) anunció que no se sumará a la gratuidad en la educación superior que comenzará a regir el próximo año en los planteles del Consejo de Rectores y algunos privados.

Según informa El Mercurio, la decisión se analizó el jueves pasado, tras la reunión con el jefe de la División de Educación Superior del Mineduc, Francisco Martínez.

El rector del plantel, Andrés Benítez, indicó que el arancel regulado -la suma de recursos que el Estado les entregará a las Ues por cada alumno beneficiado- “habría sido la mitad de nuestro arancel real, lo que generaría un déficit de $1.200 millones a la universidad”.

Esta universidad es uno de los ocho planteles privados fuera del Consejo de Rectores (CRUCh) que podía acceder a este beneficio, y que tienen hasta este domingo para informar al Mineduc si desean pertenecer al sistema de gratuidad.

Sin embargo, tras esta decisión se estima que se dejará sin gratuidad a más de 600 estudiantes, quienes recibirían becas. El rector aseguró que “vamos a invertir un monto incluso superior al de la eventual brecha para dar becas a esos alumnos”.

En tanto, la Universidad Mayor, pese a cumplir con los requisitos para acogerse a la gratuitad 2016, el rector de dicha casa de estudios Rubén Covarrubias criticó al Mineduc a través de una carta enviada al diario El Mercurio.

Allí da cuenta que “nunca” el Mineduc los recibió para analizar el beneficio como sí lo hizo con los planteles del Cruch. “Adoptamos esta decisión porque fuimos testigos del increíble menosprecio que tuvo la autoridad educacional con nuestras universidades. Mientras los planteles del CRUCh pasaron meses analizando con los ministerios de Educación y de Hacienda soluciones para los grandes déficits que les acarrearía esta nueva fórmula de financiamiento, las privadas extra-CRUCh nunca pudimos siquiera tener un acercamiento para explorar alternativas”, afirmó.

“Hasta ahora el Estado no ha sido capaz de entregar una propuesta al país de lo que pretende realizar, y la evidencia de estos dos años indica que tampoco ha sido capaz de mantener una sola línea en sus fundamentos”, agregó el docente.

La Universidad Mayor dejaría de percibir ingresos por $7.901.000.000 sólo durante 2016 si se suma a la gratuidad.

Este domingo vence el plazo para que las universidades anuncien si se suman o no a este escenario. Entre ellas, están las universidades de Los Andes y Finis Terrae.