Daniel Gedda señaló que la forma en la que se da a conocer el aplazamiento del ingreso de la reforma -por medio de los rectores- ya es un indicio de que el Gobierno no logra tomar las riendas de la reforma. “Tenemos la duda de si el proceso pre legislativo va a ser un espacio con los actores sociales, con la ciudadanía, o va a ser con los parlamentarios que hoy no tienen legitimidad”, dijo.

Daniel Gedda, presidente de la FEUC se refirió al aplazamiento del ingreso del proyecto de reforma de Educación Superior que fue dado a conocer por los rectores el día de ayer.

“El aplazamiento puede llegar a ser positivo siempre y cuando se dé bajo ciertas condiciones. Nos surge el legítimo resquemor de bajo qué condiciones se va a dar este proceso, recordemos lo que pasó con el proyecto de Carrera Docente, lo que pasó con las mesas pre legislativas que ya había levantado el Mineduc”, señaló a CNN.

El dirigente estudiantil señaló que la forma en la que se da a conocer este aplazamiento, por medio de los rectores ya es un indicio de que el Gobierno no logra tomar las riendas de la reforma, además consignó que como Movimiento Estudiantil “tenemos la duda de si el proceso pre legislativo va a ser un espacio con los actores sociales, con la ciudadanía, o va a ser con los parlamentarios que hoy no tienen legitimidad, si finalmente va a ser para llegar a un acuerdo entre ellos”.

No queremos ser parte de la cocina del Gobierno, exigimos un proceso pre legislativo democrático y abierto a todas las familias chilenas (…) El llamado que se hace es que el Gobierno construya el proceso con todos los actores y la ciudadanía, o con ninguno”, sentenció.

Finalmente al ser consultado respecto a la PSU, Gedda indicó que “desde hace varios años venimos criticando la PSU (…) este mecanismo ya no da el ancho y debe ser cambiada. Uno de los pilares fundamentales que tenemos que conversar el día de mañana como país es el acceso a las instituciones y terminar con pruebas segregadoras como la PSU”.