Estimados Periodistas Deportivos Chilenos

Me dirijo a ustedes para manifestar mi malestar como hincha del fútbol por el trato que han mantenido sobre el caso Sampaoli y la nula autocrítica de ustedes como gremio.

Fueron ustedes, y aquí sí estoy generalizando, los que hicieron la campaña para que Sampaoli pasara de la Universidad de Chile  a Pinto Durán. Los que estuvieron constantemente acercando al que era técnico de la U con la posibilidad de asumir la Roja, dándole así la legitimidad social y del medio que necesitaría en caso de asumir la banca de la Roja, siendo el candidato predilecto de la prensa chilena, quien continuaría con el Bielsismo en la banca nacional.

Fueron ustedes mismos, a través del “Círculo de Periodistas Deportivos” quienes premiaron a Sergio Jadue el año 2013 como el Mejor Dirigente del año.Sin comentarios. Y ahora tratan de enmendar su error retirándole el premio. Patético.

Lo más curioso resulta ahora, en donde todos rasgan vestiduras y apuntan con el dedo a Sampaoli y Jadue. ¿Y qué pasó en todos estos años? ¿Dónde extraviaron su oficio? O es que acaso ¿quedaron obnubilados por el rendimiento de la Roja en la Era Sampaoli, que dejaron de investigar? Se quedaron con las luces, y no fueron más allá.

Porque los contratos y manejos turbios de las platas no empezaron el 2015 con la Copa América. Vienen de mucho antes. Pero claro, mientras Chile le ganaba a España en el mundial, Pinilla le pegaba al palo, Jara le metía el dedo a Cavani y Alexis pateaba el último penal y le daba la primera Copa América a Chile, en la ANFP se acordaban estafas e irregularidades que terminaron con su presidente en Miami negociando con el FBI.

Extraño, de verdad, la autocrítica de la prensa deportiva chilena, que simplemente no hizo su trabajo. Fue el FBI, el SII o la Fiscalía la que hizo antes la noticia, no ustedes, que se han dedicado a repetir una y otra vez los goles de Alexis; los minutos que jugó Vidal en el Bayern; lo que Luis Enrique opina o no opina de Bravo y burlándose de Ter Stegen en los minutos que tienen en los segmentos deportivos por TV abierta, o los programas radiales.

Así como ustedes acusaban la falsa ingenuidad e inocencia de la comisión que revisó las cuentas de Jadue y que no encontró nada irregular, yo no me compro que ahora ustedes vengan a crucificar moralmente a Sampaoli, si ustedes éticamente no tienen el piso, porque en todos estos años no hicieron la pega. 

Una autocrítica seria y responsable de su negligencia, de su inoperancia en temas extra futbolísticos es lo que falta para que podamos recuperar la confianza en este deporte donde ustedes, los periodistas, son quienes nos entregan el producto ya procesado por TV, radio o Internet, a nosotros los hinchas.