Un grupo de trabajadores del sector público y privado, y miembros de diferentes asociaciones y sindicatos , se tomaron desde las 08.15 horas de esta mañana la sede de la OIT en Santiago para manifestar su rechazo al proyecto de Reforma Laboral que se discute en el Congreso.

Los manifestantes buscan posicionarse como una voz crítica ante lo que califican como un grave retroceso para los trabajadores y trabajadoras del país, denunciando a la vez a la dirección de la de la CUT por subordinarse a los planes del Gobierno.

Según señalaron en su declaración, el proyecto está diseñado para dañar los intereses de los trabajadores, esto porque busca fortalecer el plan laboral de la Dictadura, haciéndolo aún más insoportable para los sectores laboriosos. Además, “la Dirección de la CUT se ha subordinado a los planes del gobierno actual, dejando de lado los intereses de los trabajadores, por su parte, el gobierno ha diseñado esta reforma en pos de los intereses del empresariado pactando con la CPC”.

Según los trabajadores, “entre las medidas concretas que afectan los intereses de los trabajadores y que forman parte de esta reforma destacan la eliminación del piso de negociación, la exigencia de quórum para negociar colectivamente, la incorporación de huelga con reemplazo, la pérdida de fuero sindical por alteración del orden y la posibilidad de extender la jornada laboral hasta 12 horas diarias por 7 días.

Todas estas medidas, según los trabajadores, apuntan a debilitar los márgenes de negociación de los trabajadores frente al empresariado.

Al texto adhieren la Asociación Intersindical de Trabajadores y Trabajadoras AIT, Trabajadores por una mejor reforma laboral, Movimiento Cabreados, Frente de trabajadores por el socialismo, Sindicato de trabajadores de la construcción Sintec, Unión de Trabajadores estudiantes clacistas.

Declaración Oit