La presencia del presidente turco Recep Tayyip Erdogan en Chile ha causado más de un rechazo debido a la delicada situación de derechos humanos que se vive en Turquía. Ayer mientras era recibido en La Moneda por la presidenta Bachelet se realizó una protesta en la plaza de la Ciudadanía que denunciaba la represión que sufre el pueblo kurdo a manos del Estado turco.

Chile y Turquía profundizarán sus relaciones económicas. Incluso la mandataria chilena podría a visitar Medio Oriente en mayo por invitación del propio Erdogan.

En conversación con eldesconcierto.cl, Leandro Albani, periodista argentino experto en Medio Oriente repasa los vínculos de Erdogan con el Estado Islámico y la represión contra el pueblo kurdo. Albani ha cubierto la situación de Kurdistán en terreno, desde los campamentos de guerrilla del PKK y es autor de los libros “Kurdistán. Crónicas emergentes” y “Revolución en Kurdistán: La otra guerra contra el Estado Islámico”.

– ¿Cuáles son los vínculos de Erdogan con el Estado Islámico?

En los últimos dos años las pruebas del vínculo del gobierno de Erdogan con el Estado Islámico (EI) son mucho más grandes. Por un lado, el pueblo kurdo, tanto el de Turquía como el de Siria han presentado fotos y videos sobre como el gobierno turco apoya financieramente y militarmente al Estado Islámico, además de protegerlos en la frontera Siria-Turquía. La gran denuncia de los kurdos es que Erdogan le permite el paso de armamento al EI a través  de esa frontera. Por eso la preocupación tan grande de Erdogan cuando la YPJ, que son las milicas kurdas del norte de Siria, tomaron el paso fronterizo del Tal Abyad, que es uno de los principales pasos que el EI utilizaba para ingresar armamento a Siria y llevarlo hasta la ciudad de Raqqa, que es donde tienen su cuartel general. Dijo que no lo iba a permitir. Ahora, hay otro paso fronterizo que es el Jarablus, que es la otra entrada de armamento para el EI desde Turquía y la guerrilla está combatiendo para tomar ese lugar.

– ¿El escenario cambió cuando la inteligencia rusa denunció lo mismo o no?

Sí, aunque los kurdos venían denunciándolo hace mucho. El nivel de infraestructura que tienes que tener para sacar petróleo de un pozo y llevarlo  otros países y comercializarlo, eso no lo haces con bidones o barriles. Lo de Rusia fue impactante porque se comprobó a través de videos satelitales. Tanto Putin como el canciller salieron a denunciarlo. Por otro lado hay muchas denuncias desde sectores turcos de que el encargado de negociar el petróleo con el EI es el hijo de Erdogan, Bilial Erdogan. El gobierno ruso también lo viene denunciando hace mucho. Una organización como el EI, si bien es muy grande y tiene mucha capacidad operativa, para traficar petróleo necesita el apoyo de otros países.

 ¿El avión ruso que cayó en noviembre en la frontera Siria-Turquía es por lo mismo?

Sí, es real que el enfrentamiento entre Rusia y Turquía ahora es abierto. Hace unos días hubo otro problema con un avión. En realidad Turquía va a hacer todo lo posible para que el caos que hay ahí no se acomode nunca. A Erdogan le conviene ese nivel de caos teniendo en cuenta que si bien en las elecciones -que fueron bastante oscuras- sacó buen resultado, también está bastante golpeado. Hay una parte de Turquía que está levantada, no solo en movilizaciones, sino en armas contra el Estado turco. Erdogan va a encontrar todas  las formas posibles para que la presencia de Rusia y en general todos los factores de poder contra el EI no logren estabilizar la zona. Lo del avión fue un hecho entre muchos que se vienen dando y que se van a dar.

– ¿Cuál es la política que impulsado Erdogan en relación al pueblo kurdo?

El gran problema de Erdogan es lo que está sucediendo en el norte de Siria con toda la revolución que está haciendo el pueblo kurdo. Erdogan desde el principio dijo que no iba a permitir que se cree un estado kurdo. En realidad eso lo usa para desorientar, porque tanto la YPG o la YPJ, todas organizaciones vinculadas al PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán), no quieren un Estado kurdo. Quieren la autonomía y a Erdogan eso le preocupa porque lo que está sucediendo en el norte de Siria, en Rojava, desde hace 3 años, es un ejemplo a seguir para el pueblo kurdo en general, tanto los que están en Turquia, Irán, e Irak. Es primera vez que el pueblo kurdo son liderados por una organización vinculada al PKK y está llevando a cabo una forma concreta de hacer política. Y Erdogan eso no lo concibe. El año pasado dijo que no iba a permitir que la guerrilla ni que el pueblo kurdo se instalen ahí. Hoy, después de que el partido kurdo, el HDP (Partido Democrático de los Pueblos), hiciera una gran elección, no se pudo conformar gobierno y se diera otra elección con muchísimas denuncias de irregularidades, que Erdogan ordenó abiertamente la represión. Entre la primera y la segunda vuelta, el HDP tuvo 2 mil militantes presos, una barbaridad. Hoy el gobierno turco está directamente bombardeando ciudades, atacando la capital histórica de Kurdistan y hay muchos pueblos que están hace 50 días bajo toque de queda. Y la gente se está organizando, está armando barricadas y habrá que ver que sucede de acá a marzo porque si bien la  guerrilla del PKK se retiró de las montañas de Turquía, todavía tiene capacidad para llegar ahí. No creo que la guerrilla del PKK, que ve como matan al pueblo kurdo, se quede tranquila, más allá de que la guerrilla está abogando desde hace 3 años por un diálogo de paz.

– ¿Cómo se puede analizar la presencia de Erdogan en América Latina por Chile, Perú y Ecuador?

Turquía es una potencia de la región de medio oriente, es un país muy capitalista, donde la burguesía turca es muy fuerte y creo que la dinámica de Erdogan, más allá de sus características particulares, es hacer grandes negocios. Es verdad que Turquía en los últimos años no ha tenido buenas relaciones con sus principales socios económicos como Irán y Rusia, que le está aplicando sanciones. No es errado pensar que la concepción ideológica de Erdogan es llevar a Turquía a ser una potencia mundial. Para eso necesita negocios. Tiene que ver con una necesidad mostrarse a él, algo que quizo a hacer siempre, como un islam político más moderado. Lo que es mentira, porque su gobierno está basado en la represión, ha metido presos periodistas, cierra medios de comunicación. Tiene que ver con la dinámica de ser una potencia regional, a nivel mundial una potencia emergente que quiere posicionarse.

– Aún así es mirado con recelo por países europeos por estas mismas críticas. Y acá en Chile fue recibido con honores…

Tiene que ver con un tema mundial creo yo. Estados Unidos, por más que siga siendo potencia mundial liberando guerras en todo el mundo, es una potencia mundial con crisis económica que arrastra del 2008. Los países de América Latina, mas allá de que sean de izquierda, progresistas o de derecha, necesitan diversificar sus mercados. Y eso es con Rusia, China y otros países como Turquía. La cuestión económica a veces va y a veces no de la mano con lo ideológico. Como decías, el gran anhelo de Turquía es ingresar a la Union Europea, por más de que ese lugar no sea el ejemplo de nada. Pero trabaron ese ingreso por las grandes violaciones de derechos humanos que hay en Turquía. Y al no poder ingresar plenamente, también necesita diversificar su mercado, y América Latina, para el resto del mundo, es una zona preciada por sus recursos naturales.