En España el partido político Podemos -tercera fuerza en su país- ya irrumpió en la escena política, y se puede estar a favor o en contra de su visión de país. Lo que no se puede, es quedar indiferente a lo que han logrado y sus métodos para promover la inclusión y participación.

Virginia Felipe es senadora de Podemos y la primera mujer en España y segunda en el mundo que ha sido madre a pesar de su atrofia muscular espinal (AME) Tipo II, una enfermedad genética, neuromuscular y degenerativa, que provoca que los músculos se atrofien y vayan perdiendo fuerza y movilidad.

Hace unos días la recién electa Senadora en su juramento para ser ratificada en el cargo, fue enfática al decir que: “no volveré a jurar con las actuales barreras”, haciendo referencia a que el podio para jurar no es accesible para su silla de ruedas.

Haciendo el paralelo a nuestra realidad, en Chile lamentablemente estamos lejos, muy lejos. Ni siquiera tenemos la instancia o la oportunidad de hablar y debatir sobre inclusión, a no ser que sean las 27 horas de amor. Todo esto  a pesar de que el 20% de la población chilena mayor de 18 años tenemos alguna discapacidad según el reciente Estudio Nacional de Discapacidad.

Y como pedimos empatía, no podemos nosotros dejar de ser empáticos. Para quienes piensan que no es relevante el detalle del podio, les puedo decir que es un tema más de fondo, no solo de forma. Es inclusión, donde tú y yo debemos ser iguales. Que nadie tenga barreras, por más mínimas que puedan parecer, es lo justo, lo que una sociedad y quienes somos parte de ella merecemos.

Este año tendremos elecciones municipales. Es una oportunidad donde Chile debate, donde se puede hablar del pasado, de nuestro presente, a dónde queremos ir en el futuro y que país queremos ser.

Hace cuatro años fui candidato a concejal, soñando acabar con las barreras físicas y sociales. No logré la meta, pero vuelvo con más ganas de lograr el objetivo. Obtener el poder me mueve, pero no se pierdan -hoy por hoy el tener poder está visto con negatividad- lo que busco es el poder que da el poder para lograr hacer los cambios y poner en la agenda pública la inclusión. Que los chilenos sepan lo qué es y quieran ser partícipes de ella. Dar visibilidad a quienes han sido marginados del discurso público.

Y con esto no busco mirarme el ombligo. No solo quiero ramplas y  pedir acceso para sillas de ruedas. Quiero como muchos otros, tener un mejor país y una sociedad inclusiva sin barreras de ninguna índole.

¿Nosotros en Chile Podemos?


29 años, desde los 14 sobre ruedas. Ex candidato a concejal por La Florida. Hoy precandidato