“Un tratado que nos pone de rodillas frente a las trasnacionales”, así resume el senador Alejandro Navarro el Acuerdo Transpacífico (TPP por sus siglas) que será firmado mañana jueves 4 de febrero en Nueva Zelanda, cita a la que asistirá el canciller Heraldo Muñoz en nombre de Chile.

Sin embargo, este debe ser ratificado por el Congreso en un plazo máximo de dos años, instancia donde hasta el momento no hay consenso por parte de los parlamentarios, al contrario, con el pasar de los días, y a medida que se ha ido conociendo mayor información, se han ido sumando más opositores de los distintos espectros políticos.

Para el senador Navarro “el Gobierno no ha demostrado ningún beneficio para Chile, al contrario, son las corporaciones multinacionales las únicas beneficiadas. Era de esperarse luego de que 605 lobbystas de las mayores corporaciones farmacéuticas, agroindustriales y de otros rubros, participaran en la redacción de este tratado de más de seis mil páginas, la que por cierto, fue a espaldas de la ciudadanía y de los congresos de los 12 países que hasta ahora integrarían el tratado”.

En este sentido el senador Alejandro Navarro indicó “ya quiero ver a los nacionalistas como votan este tratado, porque con el mismo ahínco que dicen defender nuestra soberanía, espero verlos defender a Chile del saqueo perpetuo que quieren instalar las transnacionales con este tratado”.

A juicio del parlamentario del MAS “el mayor riesgo para nuestra soberanía es la creación de un tribunal supranacional para resolver controversias con las trasnacionales, es decir, cuando estas se sientan perjudicadas por la normativa medioambiental, laboral o económica que determine el Congreso, podrán demandar al Estado de Chile en una corte especialmente creada, la que estará por sobre los poderes del Estado y del gobierno de turno”.

“Por ejemplo, si queremos terminar con las AFP, si queremos recuperar el agua, si queremos recuperar nuestros recursos naturales, si queremos crear una cadena nacional de farmacias populares, si queremos industrializar el litio, las trasnacionales que se vean afectadas podrán demandarnos en tribunales internacionales, actuando como contención a las transformaciones estructurales que ha venido empujando la ciudadanía”.

Navarro agregó que “es ingenuo querer disfrazar al TPP de tratado cooperación económica, cuando en realidad nos somete, nos supedita a las corporaciones internacionales. Ha sido el propio premio Nobel de economía, Joseph Stiglitz que ha señalado categóricamente que el TPP solo dañará a los consumidores y beneficiará a las corporaciones”.

Añadió que “ha esto se suma que la postura de la Cepal y de la ONU, quienes han dicho que este tratado tiene altos riesgos para las industrias de la Región e inclusive el candidato demócrata Bernie Sanders quien dijo que será desastroso para la industrias medianas norteamericanas”.

Es por eso que para el legislador del MAS “no queda otra que oponerse a este tratado, el cual solo podemos aprobar o rechazar. Sería deshonesto e irresponsable legislar fast track un tema que traería tan graves consecuencias a las economía de los chilenos, por lo que espero que la bancada parlamentaria contra el TPP siga sumando adherentes en el Congreso”.