La Intendencia Metropolitana de Santiago ha solicitado a los trabajadores recolectores de residuos domiciliarios un plazo de 24 horas con el fin de esperar el pronunciamiento de la Superintendencia de Medioambiente y además servir de garante con las empresas para resolver el bono compensatorio solicitado.

“Durante horas de esta tarde, hemos conversado con la Superintendencia de Medioambiente que está desde el día lunes 18 de enero trabajando precisamente en los temas técnicos y revisando las condiciones del relleno Sanitario Santa Marta. Ellos nos han planteado que de acuerdo a los términos legales, están en condiciones de pronunciarse respecto a esta situación en el plazo máximo de 24 horas, es decir durante el día de mañana”, detalló el Intendente (s) Metropolitano, David Morales

Las Federaciones de Trabajadores de Recolectores han solicitado además incorporar dentro de la mesa de conversaciones, la entrega de un bono de compensación por el exceso de horas de trabajos en las semanas en que el relleno sanitario Santa Marta no ha funcionado. Solicitud que no había sido tratada en ninguna de las reuniones anteriores.

“Nosotros nos hemos comprometido, en el día de hoy a ser garantes de este acuerdo con las empresas. Ese bono compensatorio no lo tiene que pagar el Gobierno, lo debiesen pagar las empresas, pero para eso tenemos que sentarnos a la mesa a conversar”, puntualizó el Intendente (s)

La primera autoridad (s) regional agradeció la disposición de los trabajadores ante esta contingencia que se produjo a partir del deslizamiento y posterior incendio del Relleno Santa Marta y que han debido “soportar bajo sus hombros con su trabajo. Este es un problema que no generaron los trabajadores, que no ha generado el Gobierno, sino que fue una contingencia que se produjo al interior de una empresa”, finalizó Morales